¡Podemos acabar con esto! 15


Ésta es una de las fotos en las que con mayor claridad se ve lo que no hay que hacer en el encierro. Evidentemente está tomada en la bajada al callejón, a ver quién tiene lo que hay que tener para hacer eso en Mercaderes.

Retrata por una parte a la serpiente multicolor en la que se convierte la carrera en su tramo final. Camisetas del Valencia con la publicidad de Toyota, niquis arlequinados, jerseises de tonos varios, polos tricolores…

Y por otra, y muchísimo peor, el consabido manoseo al toro. No se corre conduciendo al toro sino apoyándose en él, alguno posiblemente para mantener el equilibrio. Hasta siete manos se pueden contabilizar. Sólo falta Juan José Padilla acariciando a dos manos los cuartos traseros del burel.

Yo ya he llegado al hastío con este tipo de problemas. Mesas del encierro, reuniones multibanda, consultas a divinillos… el encierro va mejorando, pero no se ataja esto. Hay unanimidad en que hay que cortar este tipo de actitudes, pero verdaderamente no se hace nada efectivo.

Pues bien, ¡podemos terminar con esto! El método no es nuevo. Es más, es tan habitual en otros ámbitos de nuestra sociedad que lo tenemos totalmente asumido. Es más, el método ya se aplica, sólo que yo introduciría una modificación. Se trata de multar. Pero con multas verdaderamente disuasorias. No con la mariconada de multas que se ponen hoy.

A cada uno de los inconscientes que han puesto la mano en los lomos, agarrado el rabo, golpeado al toro, etc., se les detiene y se les impone automáticamente una multa de 30.000 €. Si no llevan encima en ese momento, a galeras. Y que gestionen desde ahí el pago. Y bien de publicidad en los medios. Como al principio no se podrá detener a todos, no quedará más remedio que ser injusto y pillar al que se pueda.

El que pierda 30.000 € por la tontería tendrá pocas ganas de repetirla. Incluso igual hasta deja de tener la ilusión de correr el encierro. Y vamos puliendo. Los amigotes del que ha perdido 30.000 € se cuidarán mucho de volver a jalear la hazaña del pringao. Y como habrán visto pelar las barbas del vecino… pondrán las suyas en remojo.

O por lo menos, si se monta bien, que se contraten actores para simular que se imponen esas sanciones. Se trata de disuadir.

Nos podemos engañar todo lo que queramos. Con buena fe y tolerancia no estamos consiguiendo nada, basta ver la foto. O nos volvemos drásticos ya o va a llegar el día en que un ababol le soltará un mangazo al toro, éste se revolverá corneando mortalmente a 6 ó 7 mozos (por supuesto el causante se librará) y entonces nos rasgaremos las vestiduras.


15 ideas sobre “¡Podemos acabar con esto!

  • Vir

    Una de las conclusiones del Informe que elaboró la Federación de Peñas y que se trasladó al Ayuntamiento fue la necesidad de que fueran respetuosos con el Reglamento Taurino de Navarra y su propio bando regulador del Encierro; es decir, que lo aplicaran, multando y facilitando los datos de los sancionados a los medios de comunicación.

    Mejor que no conozcáis su respuesta.

  • estafetakoa

    Náugrafo, me ha extrañado no verte en la foto de la noticia acerca de la reunión de escritores navarros en Madrid… ¿Por qué escusaste su asistencia? Queremos saber…

  • Sanferman

    Vir, ¿cuál fue su respuesta?
    En cualquier caso, las multas son de risa. Yo aplicaría las que he dicho. Desgraciadamente, repito, desgraciadamente, es la única forma de conseguir algo.

  • pamplonudo

    Creeis que vistindo todos de blanco los fosforitos no correrian ?Yo creo que sí.El problema como decís ,es que los que cometen infracciones no son sancionados ( o muy pocos ).Multas fuertes ya.Además como todos se quedan al final de la Estafeta despues de ¿correr? para ver si va alguna tele a entrevistarles , seria bastante facil localizarlos.Ahora bien ,como ya sabeis , la pena tiene que ser proporcinada a la falta.Una sancion economica muy fuerte seria proporcionada?Para mi sí , pero los leguleyos son muy suyos.

  • el náuGrafo

    Yo editaría (que no sé si se hace ya) un tríptico titulado: Sanfermines, instrucciones de uso, y explicaría un poco de qué va esto de la fiesta y qué normas de respeto hay que cumplir. Lo de las multas da un cierto yuyu.

  • Sanferman

    La cuestión, Náugrafo, es que las campañas de formación, o información, se vienen haciendo desde hace años, y no sirven aparentemente de nada. Ni los bandos municipales, ni las advertencias por altavoces. Lo más positivo es la labor preventiva de los guripas sacando a los tajaos.
    Semejantes multas dan yuyu, pero os aseguro que desde que a una compañera de trabajo le han soplao 720 € y 6 puntos del carné por pasar junto a Sorauren a 110 por hora, ahora paso despacio, aunque dé vergüenza por lento.
    Por cierto, Náugrafo, te tiendo otro guante: ¿has visto que lo contrario de la «formación» es la «información»? (paradojas del lenguaje).

  • Vir

    La respuesta al tema de las sanciones (por lo que me contaron) es que es muy difícil poder identificar a tanto infractor (comprensible) pero que de vez en cuando pillaban a algún guiri al que le retiraban el dinero en efectivo que pudiera llevar encima, a modo de sanción.

    Aparte de lo irregular, por llamarlo de alguna manera, creo que hay corredores ibéricos mucho más sancionables.

  • Sanferman

    Está claro que es imposible identificar a todos, desgraciadamente habría que ser injustos y discriminatorios. Bastaría con una multa de 30.000 € diaria, y bien publicitada. Por ejemplo, el día que al Padilla le faltaban manos para tocar el culo a tanto toro corriendo detrás de ellos, pues se va a las 6 y media y se le detiene hasta que pague. O se le embarga lo que le va a dar la Meca. Además saldría en todos los telediarios. Al día siguiente sólo tocarían al toro los que no ven el telediario. Para esos iría funcionando el boca a boca. Poco a poco, pero con contundencia.
    Pamplonudo, no entiendo de legalidades, la proporcionalidad en este caso creo que no habría que plantearla en relación a que tocar a un toro parece poco delito, sino en relación a la masacre que puede montar un toro si se le despista de su carrera.
    De todos modos, tengo muy claro que así el tema se resolvería. Con lo cual, entiendo que si no se resuelve es porque no se quiere.
    ¡He dicho! Y Andreíta cómete el pollo.

  • el náuGrafo

    Recojo tarde el guante, pero te contesto, Sanferman, con los versos del famoso poema de T.S. Elliot que dice así (corto y pego, no te vayas a creer…):

    “¿Dónde está la sabiduría que perdimos al adquirir nuestros conocimientos? ¿Dónde el conocimiento perdido frente a tanta información?” Thomas S. Eliot

Los comentarios están cerrados.