Archivo por días: 9 de abril de 2008


El Encierro de Pamplona. 4

Esta semana, junto con mis compañeros de blog, dedicamos un especial sobre el Encierro de Pamplona. Y pongo Encierro con mayùsculas porque es el encierro de toros por excelencia. En todo el mundo, le pique a quien le pique. Y eso que hay gente que parece que se lo quiere cargar, o desacreditarlo, no se saber porque oscuras razones. Despues de ojear fotos de encierros antiguos, quiero decir de hace 30 o 40 años, se ve que los pocos que corrìan, lo hacìan por la verdadera esencia del encierro, que no es otra que la de sentir el miedo, el corazòn latiendo a 180 pulsaciones, viendo el astado tan cerca.
Ahora viene la pregunta: ¿Cuàntos de los miles de corredores que hoy llenan el recorrido se atreverìan a correr en esas condiciones?
Estoy seguro de que muy pocos. Ni siquiera alguno de esos «divinos», que no se porque cojones se les llama divinos, porque de eso tienen muy poco.
Yo no puedo presumir de haber corrido muchos encierros, pero tengo un recuerdo detràs de mi cabeza que me dejo una caìda gracias al empujòn de un valiente mangarràn. Era de esos que se suponen buenos corredores, pero que casi agreden a los demàs para pillar buena posiciòn.
Pero en los encierros que corrì, (no en las mejores condiciones, todo hay que decirlo), pude sentir ese miedo antes del cohete, esos nervios de punta, ese subidòn cuando suena el cohete, y ese pànico cuando ver llegar ese tremendo animal a unos metros de ti.
Resumiendo, todos los PTVS, o sea Pamploneses de toda la vida, creo que amamos el encierro y nos da pena ver lo que esta pasando con este importantìsimo acto de nuestras fiestas.
¿Cùal serìa la soluciòn? Yo en primer lugar solo retransmitirìa el encierro a nivel local, porque para que se haga publicidad y venga tal cantidad de gente solamente a meterse en el recorrido a ver que pasa, pues no interesa.
Las autoridades solo tomaràn medidas cuando toque un año que San Fermìn se quede dormido a esa hora y ocurra una tragedia con dos o tres muertos. Entonces pensaràn que hay que hacer algo. Ciertamente la soluciòn es difìcil, pero desde aqui invitamos al debate, y a lanzar posibles medidas para, por lo menos, mejorar la imagen del encierro.

Ya para terminar, aunque sobre el encierro podemos escribir rios de tinta, quiero alabar el nuevo aspecto del blog, asi que gracias al jefe.