Archivo por días: 24 de septiembre de 2008


San Fermìn y los adolescentes. 4

 Echando la vista atràs, y recordando como fueron nuestros sanfermines adolescentes, entre los 12 y los 16 años, recuerdo aquellos años con una mezcla de añoranza y acojono.

 Añoranza porque fueron unos años donde despertamos poco a poco hacia la juerga, las chicas, y el aprendizaje de como divertirse en fiestas.

 Acojono porque mi hija mayor va a entrar en esa misma etapa, y cuando pienso en la fauna y el mundillo que hay por ahi, pues empiezo a preocuparme.

Vayamos por partes. Nuestra generaciòn tambièn probamos el alcohol hacia esa edad. El botellòn ya existìa entonces, con la diferencia que èramos mucho mas limpios eso si. Habìa macarras y maleantes. Lo que sì habìa mucho menos era sexo, por lo menos para la mayorìa.

La diferencia era que el alcohol nos servìa para divertirnos, como herramienta y no como fin. Nos permitìa tener mas valor para intentar conquistar a las bellas mozas.

Uno ahora lo ve ahora con 25 años mas y como es lògico desde una perspectiva diferente. Tambièn hay chavales que se lo pasan muy bien y de forma sana. Pero hay muchos cuyo objetivo ùnico es emborracharse hasta las trancas, sentarse en el suelo y pasar horas y horas en 10 metros de acera.

Te pones a pensar y dices:¿ Què alternativas tienen los chavales en San Fermìn? Por las mañanas, aparte de los gigantes y cabezudos, y algùn festival en la plaza de toros poca cosa hay.

Por las tardes, los juegos de Conde Rodezno les vienen pequeños. Para ir a los toros les viene grande.

Y aparte de las verbenas de la tarde donde aùn se puede bailar, no se que pueden hacer aparte de ir a las barracas, tan pobres este año.

Espero que alguien me apunte alternativas para que el año que viene pueda presentarle un programa variado, y no tenga que empezar a pensar en que harà por ahì.