Archivo por días: 6 de mayo de 2009


De camino a la Plaza de toros. 4

Hablando de cosas intrascendentes y no reflejadas en los programas oficiales, este es uno de los ratos sencillos de las fiestas que a mí por lo menos me parece de los más bonitos.

Me refiero a los momentos que suelen estar comprendidos aproximadamente entre las 17 y las 18:30 cada tarde.
Esto es, cuando te juntas con los amigos y conocidos en la peña para coger la sangría y los bocatas (o la merienda que trae preparada al que le toca) y tomarte una cervecilla, cubata o si eres un jabato incluso un patxaran (aquí si que no me vais a pillar a mí, porque después de que en una salida siguiendo a Osasuna hace ya tiempos, me bebí la cuota que tenía adjudicada de ese líquido rojizo para el resto de mi vida, he desarrollado cierta aversión a esa bebida infernal).

Pues eso, te juntas con los amigos, comentas los chascarrillos del día anterior y a eso de las 17:30 algo pasadas, de camino a la plaza con la pancarta y la txaranga.

Fíjate que parece una tontería, pero es bonito ir por la calle y ver el ambiente que se va haciendo, como la gente se une a bailar con la música de la txaranga, todo el gentío que va a ver pasar las mulillas y con cuyo desfile te cruzas al pasar por la Plaza del Castillo.

El tramo más bonito es que el que va desde ese punto hasta la misma Plaza de toros, porque es que ¡hay que ver la cantidad de gente que se reúne por esa zona a esas horas!

Yo recomendaría a cualquier visitante, que aunque no tenga entrada para la corrida, se pase por los aledaños de la Plaza ese ratico porque merece la pena ver el ambiente que se forma.
¡Claro que lo que suele pasar es que al ver todo eso, a uno se el calienta el morro y acaba yendo a la reventa a ver si consigue una entrada!