Archivo por meses: abril 2010


Cartel anunciador 2010 13

Hoy se presentan los ocho carteles seleccionados por un jurado y que podemos votar desde ya mismo. Este año el trabajo del jurado ha sido un 7% mayor que el año pasado ya que se han presentado 490 carteles frente a los 456 de 2009, pero menor que en 2008 que fue de 533. La procedencia de los mismos es la siguiente: Navarra 290, 184 de diferentes ciudades españolas y 15 del resto del mundo.

¿Nos obsequiará el jurado con otra lavadora? ¿Habrá carteles presentados en ediciones anteriores? ¿Serán polémicos? ¿Primará el criterio artístico frente al «que lo entendamos todos»? ¿Nos representarán inequívocamente o podrían ser carteles de cualquier fiesta? A la hora de escribir esto no se han publicado todavía, por lo que no tenemos la respuesta a dichas preguntas, pero a partir de hoy mismo podremos responder a estas y otras cuestiones que se nos planteen de la preselección realizada por el jurado.

Por cierto, el jurado encargado de tan insigne labor está formado por la concejala delegada de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, Paz Prieto, que actuará como presidente, un concejal de cada partido con representación en el Ayuntamiento de Pamplona, tres profesionales del campo del diseño, la comunicación y las artes plásticas, la directora del área de Cultura del Ayuntamiento, Teresa Lasheras, y el técnico de artes plásticas del Ayuntamiento de Pamplona, Ángel Arbe.

Los pamploneses (el requisito para poder votar es estar empadronado en Pamplona, por lo que algunos de los escritores de este blog no tiene este derecho) podemos votar de forma presencial en cualquier civivox (San Jorge, Condestable, Iturrama, Ensanche, Mendillorri y Jus la Rocha), en la web municipal o a través del Teléfono de Atención Ciudadana 010. Para potenciar la participación se van a sortear pases especiales para asistir al Txupinazo, Pobre de mí, encierro, etc.

En cuanto estén y encontremos un hueco (Tempus fugit), colgaremos aquí mismo los ocho carteles seleccionados.

Ya están aquí y son estos:


Curiosidad peñil 6

Cuando entras a formar parte de una peña, ya sea por incorporación repentina o ya sea por evolución natural, tiendes a mimetizar comportamientos que observas en la gente que ya está dentro.  Allá donde fueres haz lo que vieres.

Aquí somos defensores a ultranza de que las tradiciones deben perpetuarse… aunque haga cinco minutos que se hayan instaurado. Así que ni que decir tiene que las tradiciones heredadas de nuestros mayores son, en su mayor parte, sagradas. Pero como mozopeña novato debes fijarte sobre todo en lo que hacen los que te preceden en edad.

Aquí se ha hablado ya muchas veces del DIMASU (Día del Marido Suelto), de conductas a observar en el tendido de sol, o de las obligaciones de hacer barra, sacar bebida para los músicos en las paradas de la txaranga, etc.

Pero hay una ley no escrita, como tantas otras, que suelen cumplir los más puristas, y que te apresuras a emular. Resulta que la peña, como sociedad de amigos bla, bla, bla sanferminera, da pistoletazo de salida a las fiestas el día 7 de julio, día del patrón. El 6 es la víspera, y el 6 no hay acto alguno en el que la peña intervenga como tal.

Como consecuencia, en su día aprendimos de nuestros antecesores co-peñistas, que el día 6 no procede adornar camisetas ni camisas con el escudo de la peña, ni lucir distintivos peñistas como blusones, pañuelos, etc.

Evidentemente, cada uno hace lo que quiere, pero es curioso si te fijas que bastante gente sigue dando continuidad a esta costumbre.


Cartier-Bresson 6

La semana pasada leí un artículo en la prensa sobre una exposición del que fue gran fotógrafo Henri Cartier-Bresson en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (más conocido como MOMA).

Para los que no conozcan el nombre, decir que éste caballero es uno de los más famosos reporteros gráficos del siglo XX y que fundó la mítica Agencia Magnum junto a otros reporteros como Robert Capa o Chim Seymour.
Es más que probable que algunos no conozcan esos nombres, pero seguro que todos habéis visto más de una foto de ellos.

La exhibición se titula »El siglo moderno», se inauguró el pasado 12 de Abril y durará hasta el 28 de Junio.
El hecho de traer esta exposición a colación, es que el artículo que lo anunciaba venía ilustrado por ésta foto adjunta, tomada en los Sanfermines de 1952.

Y es que en los años 50 tanto Cartier-Bresson como la fotógrafa Inge Morath (también miembro de la agencia Magnum) pasaron por Pamplona y dejaron testimonio gráfico de sus fiestas.
De Inge Morath, decir que visitó por última vez por nuestra ciudad en el 97 acompañada de su marido, el escritor Arthur Miller.
Como curiosidad, comentar que incluso se le puso el nombre de la reportera a una calle de Pamplona (¿sabéis dónde?).


Textos participantes en I Certamen de Microrrelatos San Fermín (XXIX) 4

–  Los pitillos sin bolsillos  –  , Codés Morrás
 
Uno más. Vamos. Respiro hondo… varias veces. ¡Dios! La montaña de pantalones ya se ha tragado mis sandalias y la falda, y en breve va a devorar el bolso. Nunca los probadores tienen el tamaño necesario o simplemente adecuado. Seguramente en las tiendas con escaparates de 3 maniquíes distribuidos en 15 metros de frontal sí que saben lo que es un probador, pero aquí el concepto de espacio mínimo indispensable para estirar la pierna cuanto te metes la pernera del pantalón es algo que desconocen.
Ya. ¡Por fiiiiiiiiiiiiin! No voy a mirar la talla. ¿Esa arruga en la pierna es natural? El blanco no disimula; nada de nada. Si me agacho, a ver hasta donde baja… Uf, este no sirve para el fin de semana, no podré respirar en ningún bar. Para eso mejor el pirata, aunque sin bolsillos en Sanfermines es un problema.
Hombre, este es más abrigado para las tardes de frío en el tendido y no marca demasiado. ¿Y donde guardé la bata el año pasado…? La faja se quedó en fiestas del pueblo. Creo.
Si se los llevo hoy a mama, para el sábado le habrá cogido los bajos. Ya estamos. ‘Como todos los años’, dirá.

–  Rojo blanco o rosa  –  , Lourdes Biurrun

El bar de Estafeta está abarrotado. A duras penas logro llegar a la barra. Llamo la atención del sudoroso camarero y pido lo de siempre. Alguien me agarra. Es una rubia que me clava sus ojos azules. Sus manos juguetean con mi pañuelo y no entiendo lo que dice. ¿Es guiri o he bebido demasiado? Imagino a mi novia en un chiringuito: “Pásalo bien aunque yo esté lejos”. Con pasarlo bien no se refería a esto, así que me deshago de la desconocida y bebo. ¿He pagado esto? La masa me arrastra al exterior. Ha amanecido. La gente me observa. No hay duda. Me miran a mí. ¿Dónde está mi cuadrilla? Miro hacia abajo y comprendo lo que pasa. Mi camiseta es rosa. La gente viste de blanco impoluto, pero yo voy de rosa. Cuchichean. Mis pantalones también son rosas. De repente la gente corre. El suelo tiembla bajo las pezuñas de 6 victorinos. Muevo las piernas tan rápido como puedo, pero la Estafeta es más larga que nunca. Siento el calor de un bufido en mi trasero.
Suena el despertador.
El pañuelo y la faja esperan junto a las camisetas. Todas son blancas.
Quedan 3 horas para el chupinazo.  

–  Un turista haciendo cuentas  -Angela Maria Aristizabal

Mi rostro más blanco que mi traje de corredor.
La sangre se niega a correr entre mis venas.
El aire a entrar y salir por mis pulmones.
Hago cuentas con lo único de mi cuerpo que parece funcionar bien, mi instinto, y este
me dice que las revise, que revise esas putas cuentas y no me cuadran.
¿Punto de partida? Curva de la Estafeta.
¿Punto de llegada? 150 metros aproximadamente.
¿Peso corporal? 100 kilos y engordando.
¿Estado físico? Cero.
¿Velocidad de reacción?  Nula.
¿Espacio de carrera entre corredores?, milímetros.
¿Taza de alcohol?, 300 por encima de la permitida.
¿Peso de los toros?, no menos de 500 kilos.
¿Largo de sus astas?,60 CMS cada una.
¿Posibilidad de cornada?, 6 toros entre 10000 corredores.
Así que no lo pensé dos veces y Salí gritando.
¡Vienen los toros!, ¡vienen los toros!
No fui el único que corrió, muchos mas me siguieron, pero fue espectacular.
Las caídas, los gritos, la emoción, el peligro.
Esos brazos que en el desespero parecían pitones y esas sombras de turistas despavoridos que simulaban toros y al fin estaba ella, si ella.
La bajada de Javier.
Sucedió 5 minutos antes del cohete, pero sucedió en Sanfermines.


Planes de viabilidad 7

Parece que el centro temático de los Sanfermines continúa hacia adelante y tenemos los planes de viabilidad sobre la mesa con la polémica habitual entre grupos políticos sobre si los datos son correctos o no.

Yo no sé cual es la realidad de la viabilidad y desde luego nunca nunca por muchos planes de viabilidad que se hagan va a haber consenso ya que generalmente predominan las posiciones políticas y la interpretación frente a la objetividad del dato.

Una vez que el tema se vaya contemplando en los presupuestos municipales y regionales y por tanto esté toda la maquinaria en marcha no habrá nada que hacer porque todo el bacalao ya estará vendido y con números oficiales.
Una vez ejecutado el proyecto podremos echar la vista atrás y ver si realmente han acertado o no nuestros políticos.

Si el museo no es viable habrá que mirar a los que se han encargado de poner los condicionantes al proyecto de viabilidad y tendrán que dar explicaciones de lo que ha cambiado para tener un resultado negativo y el proyecto pasará a ser uno de los mayores despropósitos que se han realizado en el ámbito cultural de nuestra ciudad.

Despropósito que tiene una repercusión económica importante, y que como siempre en estos casos sale de nuestro bolsillo, tanto de los pamploneses como del resto de los navarros.

Un despropósito de proporciones económicas y políticas. Creo que efectivamente debiera tener repercusiones políticas, pero desde el punto de vista de gestión, que en el fondo es lo que deben hacer nuestros políticos.
Un fracaso no se puede permitir, ya que estamos hablando de apostar a caballo ganador. El propio encierro tiene su atractivo que según los datos que nos proporcionan, el 80% de los turistas que vienen a Pamplona visita o tiene la intención de darse una vuelta por lo que es el recorrido del encierro.

En definitiva, gestionar algo que ya de por sí tiene éxito es algo gratificante y popular. Creo que hacer lo que se plantea sólo debe tener un resultado que es el éxito y los políticos deben trabajar desde ya mismo para garantizar que ese va a ser el resultado pero siguiendo toda la evolución del proyecto y tomando las decisiones adecuadas para que tenga el éxito que merece.

Tendrán que incluirlo en las guías oficiales. No vale después echarle la culpa al plan de viabilidad.