Archivo por meses: May AM


Campana y se ha acabado!!!! 9

Con esta famosa frase indicaban los Supertacañones que se había terminado el plazo de respuesta de los concursantes del programa de preguntas y respuestas «Un, dos, tres» de Chicho Ibañez Serrador.

A las 00:00 horas de ayer, cuando el domingo se hace lunes en Pamplona terminó el plazo de presentación de obras para la segunda edición del certamen.

Sólo podemos agradeceros vuestra participación que nuevamente ha superado nuestras expectativas.

Podemos decir que los relatos que hemos recibido han destacado por su nivel, creatividad e ingenio por lo que aparte de la participación es de recibo agradeceros vuestro esfuerzo en la redacción para mantener este alto nivel del concurso.

«Sólo» nos queda la tarea, que por oscura no deja de ser menos importante, que nos lleva muchas horas y discusiones para la valoración de los relatos y llegar a la selección de los mejores que nos satisfaga a todos en todos sus aspectos y que podamos ponerlo a disposición final de un jurado que será el que tiene la dificil responsabilidad de emitir el fallo. ( Que por algo se llamará fallo).

En próximas fechas os iremos informando sobre la composición del jurado, datos estadísticos como número de microrrelatos recibidos así como su procedencia geográfica, etc…

Amigos y participantes seguid atentos a las informaciones que os iremos dando durante estos días sobre la evolución del concurso y demás actos relacionados con el evento de emisión del fallo del jurado y consiguiente entrega de premios.

Nuevamente Gracias! y… Ya falta menos!


Panem et circenses 14

Nuestra particular versión femenina del Cesar Imperator, Yolanda Augustula, se ha propuesto, en este último año de su legistatura, ganarse nuestro corazón al más puro estilo de sus viejos antecesores romanos, que eran capaces de programar 200 días consecutivos de juegos en el Coliseo romano, para regocijo del pueblo (¿os imagináis una Feria del Toro 200 tardes seguidas? Ummm…).

Pues bien, haciendo suyo nuestro lema de Tus 5 minutos de San Fermín al día, quiso impulsar el faraónico proyecto del Museo de los Sanfermines. Como quiera que en estos tiempos de tijeretazos estilo Llongueras el asunto irá para largo, parece que le ha dado un ataque de sanferminitis primaveral que nos ha llevado a las, por otra parte, esperadas y lógicas visitas de los Gigantes a los barrios de Pamplona.

Este fin de semana nos deleita también con mesas redondas sobre el Encierro en el Palacio del Condestable (si se quiere afrontar este tema hace falta reunirse semanalmente durante meses; dos reuniones al año dan exclusivamente para una foto y una amable charla de bar, el Encierro está fatal, sí, muy mal, otro patxaran por favor).

Y ya, como colofón, junto a un simulacro de emergencias de evacuación de heridos en el callejón, va y nos remata autorizando la filmación de una peli, que cerrará durante no sé cuántas horas y días, bares, tiendas y portales de nuestro barrio. Todo sea por acabar convirtiendo un barrio vivo en un simple parque temático, con mucha marca Encierro y puesta en valor y chorradas de ésas que pueblan los informes de consultoría en los que la Imperatrix se gasta muchos de nuestros euros.

Espero al menos que a los vecinos de Estafeta nos paguen esos días un buen hotel.

Yo me pido La Perla.

Con vistas a mi calle, claro.


Previos sanfermineros 3

Que sí, que ya están montando la tómbola que empezará a repartir premios este mismo sábado. Más vale que el precio se mantiene en los 75 céntimos y que, independientemente de lo afortunados que seamos, lo recaudado se emplea para un buen fin y más en la época de crisis en la que nos encontramos con más necesitados de los habituales.

Este fin de semana se celebran las Jornadas del encierro en el Palacio del Condestable, el mismo sitio donde el próximo día 17 de junio conoceremos los diez finalistas y los ganadores del Certamen de microrrelatos. Estas jornadas contarán con los siguientes mesas y horarios:

Viernes, 17:00. Los encierros.
Miguel Eguíluz (ex corredor), Blas Subiza (antiguo miembro de la Mesa del Encierro de 1990); Emilio Esteban (director de Promoción, Turismo y Festejos de San Sebastián de los Reyes); Carlos Erice, representante de las peñas; Miguel Ángel Araiz, pastor del encierro. Modera Ana Elizalde, concejal de Seguridad de Pamplona.

Sábado, 10:00. Aspectos sanitarios.
Kiko Betelu (médico de urgencias extrahospitalarias); Tomás Belzunegui (médico de urgencias del Hospital de Navarra); Ángel Hidalgo, (médico jefe de la enfermería de la Plaza de Toros); Antonio Álvarez (médico de Cruz Roja). Modera Patxi Fernández, director del área de Seguridad de de Pamplona.

Sábado, 12:00. Los medios de comunicación y el encierro. Marketing del encierro.
Javier Solano (TVE); Ignacio Murillo (Diario de Navarra); José Lorente (Bous al Carrer);Ildefonso Grande (Profesor titular de Marketing UPNA). Modera, Ana Elizalde, concejal de Seguridad Ciudadana.

Por si no os habéis dado cuenta, y también como previo a San Fermín, hemos cambiado la cabecera del blog. Desde aquí aprovecho a agradecer su esfuerzo y aportación a los que han contribuido de forma altruista a que contemos con una nueva cabecera en la que se integra el logo que utilizamos desde el año pasado con el lanzamiento de la primera edición del Certamen de Microrrelatos.

Y hablando del Certamen, os recordamos que hasta el domingo 30 a las 24:00 está abierto el plazo para que podáis inscribir vuestro microrrelato. ¿Habremos recibido ya el ganador? ¿Estará por escribir?


Evolución etílica 9

Joseba, no sólo cambian la edad y las circunstancias que rodean a cada uno en cada momento. También cambian los tiempos. Tu post de ayer me ha hecho reflexionar sobre las distintas fases que atravesamos, y sobre qué brebajes las acompañan.

Pasaré de puntillas por la infancia. Si los litros de mosto que nos hemos podido meter entre pecho y espalda puntuasen para la general, la vuelta quedaría decidida antes de tener pelos en ciertos sitios.

Poco más adelante empezábamos a escuchar a nuestros padres frases míticas como ésta: «…saca cuatro vermús, cuatro tigres… y una kas p’al chaval«.

Llegamos por fin a nuestro primer contacto con el alcohol. ¿Quién no se ha puesto literalmente morao de zurracapote o sangría en fiestas, piperos, bajeras, casas, o donde sea? En generaciones anteriores lo normal era hacerlo con vino. Las alternativas eran escasas, y la tradición fuerte. Nuestras estrellas en cambio ya fueron la cerveza y el kalimotxo. Escaramuzas con tequilas y similares nos costaban caras. Todos comprendimos en esa fase que el pacharán es más para las sobremesas.

Hoy se toma la alternativa con toda clase de marranadas. Recuerdo haber servido en la peña una noche un katxi que iba preparando al dictado del mocoso de turno. El resultado era verde violáceo, creo recordar que llevaba vino, kiwi, pipermint y vete a saber qué más bebestibles. Era en los primeros días de fiestas, cuando los billetes de 50 € todavía circulaban. Seguro que en los días finales esa cuadrilla se daba al botellón.

La siguiente etapa llega con el descubrimiento del cubata. Hoy estamos en ella. Dentro de esta fase se produce una sub-evolución. Yo disfruté de varios años de fidelidad al Mistol (bifiterconlimón), para pasar luego al menos resacoso y universalmente extendido Ronconco Cacola. Estoy ahora mismo a las puertas de dar el siguiente salto: el yintonic.

Sospecho que la siguiente inflexión nos llevará a aprender a disfrutar de los elixires sin aderezos gaseosos. Pediremos güisquis, coñaques y orujos, y nos parecerá mentira que antes nos hayan gustado otras cosas.

Excepto, por supuesto, en las tardes del 7 al 14 de julio, en las que seguiremos castigándonos con sangrías imposibles.

¿Me dejo algo?

P.D.: te queda hasta el domingo (incluido) para presentar tu microrrelato.


Señales de »vejez» 5

Este fin de semana, aprovechando el buen tiempo estuve tomando unas cervezas con unos amigos en una terraza.
El caso es que ante la cercanía de las fiestas comenzamos a hablar de lo que podría ser un buen plan para un día de San Fermín ahora, en comparación con la idea que podíamos tener hace unos años.

Pues bien, hace no tanto tiempo nuestro plan diario era básicamente el siguiente: levantarse con el cuerpo castigado para la hora de comer, ver la etapa del Tour (imprescindible, sobre todo cuando corría el inefable Miguelón), bajar a la peña para coger la entrada y a los toros. De aquí un par de potes, cenar y leña al cuerpo hasta el amanecer.
Este plan se repetía invariablemente (con la excepción de un día de crisis, que en mi caso solía caer hacia el 10 normalmente).
Ya que no soy un divino, decir también que las pocas incursiones en el encierro eran la guinda a una noche de empalmada.

Aunque siempre apetece alguna noche así, comentábamos en aquella terraza que no le haríamos ningún asco a un plan más tranquilo como el siguiente: almuerzo con todos los sacramentos, vuelta con varios potes hasta las mulillas, toros con merienda (incluso quizás hasta en sombra si me apuráis), una cervecica y para las doce en el sobre como un campeón..

Dado que estábamos todos de acuerdo y la idea nos parecía estupenda, estuvimos pensando que día nos juntábamos para llevarlo a cabo; tras lo cual uno de los presentes comentó esbozando una sonrisa: »Redios, ¡pero que mayores nos estamos haciendo!».