Archivo por días: 23 de febrero de 2012


Una de protocolo 6

Estos días de fríos invernales, gorros, sombreros y pellizas, se me vino a la cabeza la primera vez que viví un minuto de silencio en el Tendido de Sol. Y no es porque la temperatura me lo recordase.

 Justo cuando las trompetas comenzaban a hacer sonar el silencio de Roy Etzel, y cuando todos nos poníamos en pie, un compañero de peña llevándose la mano a la cabeza, nos hizo una discreta señal.  Lo entendimos a la primera: como señal de respeto había que descubrirse la cabeza.

 El gesto se extendió por gran parte del tendido.

 Ahora que ya no disfruto de los toros bajo el astro rey, y sólo puedo ver e intuir lo que ocurre en frente, me pregunto si esa mínima indicación sería comprendida ahora por unos recién llegados al tendido. O si estos no mandarían a sombra al pobre veterano.

Desde luego, en el último minuto de silencio multitudinario que recuerdo, todo el personal de la solanera llevaba puesto el sombrero.