Archivos anuales: AM


El otro recorrido de la Comparsa 1

Antaño, una pregunta recurrente de padres jadeantes era al municipal de turno ¿Dónde está la comparsa? O consultar el Diario y calcular en qué esquina poder alcanzarla. Las nuevas tecnologías han solucionado el problema y circulan aplicaciones que localizan el punto exacto. Sin embargo, hay otros recorridos de la comparsa que no se producen en julio y son quizá menos conocidos.

El calendario 2015 del Centro de Educación Especial Andrés Muñoz es una prueba de ello.

Si uno se detiene en sus páginas, comprobará que, por un día, en vez de ser la chiquillería la que corre en busca de los kilikis, es la propia Comparsa la que se desplaza al encuentro de un grupo de niños y niñas y jóvenes con capacidades especiales.

En él, Patata en vez de acercase al agua de un estanque de Pamplona, aparece asomado a una piscina lúdica donde un Zaldiko parece querer beber mientras un alumno lo contempla con curiosidad.

A lo largo de las páginas de los meses se pueden descubrir las mismas caras risueñas que se pueden ver en julio por la calle Mayor, pero hay imágenes que sorprenden por la serenidad de quien contempla las figuras con extrañeza, e incluso quien está sentada en un banco con un kiliki, tranquilamente, disfrutando de una mañana de sol.

Y es entonces cuando, por sorpresa, compruebas que Caravinagre muda su gesto, y no parece tan amenazador ni tan mal encarado, sino que destila ternura hacia niños que quizá no puedan correr tras él, pero que disfrutan de su presencia como cualquier otro.

Por cierto, el calendario cuesta 5 € y es para financiar las actividades de la APYMA y se puede adquirir en el colegio, en la calle Pedro I, nº 27.andres muñoz


La Peña Oberena. Años 90. 1

Servidor y cuadrilla, que éramos unos todoterrenos de la noche sanferminera, siempre recordamos el influjo que en nuestros años mozos, allá por los años noventa, nos producía el local que la Peña Oberena montaba para las fiestas en la calle Jarauta y que lograba convertirse en visita diaria obligada dentro de nuestra apretada agenda nocturna.

¿Por qué aquel lugar nos era tan especial y cuáles eran las razones de nuestra incondicional peregrinación?.

Entro en detalles.

El local. El garito en sí no invitaba a nada; es más, era un auténtico cuchitril: una bajera larga y estrecha con dos barras y altavoces improvisados, sin ventilación alguna y con la única ornamentación de varios barriles de cerveza apilados sobre las paredes. Pero ese aspecto de cuadra adaptada a la fiesta y la atmósfera que en ella se respiraba: escasa luz, olor a cerrado, condensación a tope, el techo gotea que gotea creando charcos en el suelo y mojando al personal……….. hacía que La Peña Oberena fuese única y especial respecto a lo que podías encontrarte en otros locales. Y le daba mucho tirón, singularidad y por qué no decirlo, cierto encanto.

La clientela. Universitarios como éramos en aquella época, el local de La Peña Oberena era a nuestro juicio el local universitario por excelencia dentro de la noche sanferminera. No sólo porque tal y como he descrito en el párrafo anterior recordaba más a una carpa universitaria que a un local sanferminero, sino porque era de los escasísimos sitios de la ciudad donde lograban reunirse alumn@s de todo tipo y condición de las dos universidades de la ciudad. Cada cual con sus motivaciones. Algunas de las chicas de la Pública respondiendo al rumor de que los camareros de la Peña estaban de buen ver; algunos de los chicos de la Pública, siguiendo a las chicas de la Pública que acudían a ver a los camareros; algun@s de los chic@s de la Privada, por el subidón que les daba el poder encontrarse de marcha en un local de la calle Jarauta, etc. Sociológicamente hablando, la Peña era un filón, una auténtica bicoca. Teniendo en cuenta además que las dos mitades de nuestra cuadrilla íbamos a cada una de las dos universidades, en aquel local nos encontrábamos y desenvolvíamos como pez en el agua.

La juerga. En términos etílicos, era también el lugar donde generalmente más veces llegábamos en el punto. O en el punto y aparte. O siendo sinceros, en los puntos suspensivos……. Y fueron tantas y grandes las anécdotas, risas y escenas que allí vivimos, que perdurarán para siempre en el recuerdo y en el libro de oro de nuestra cuadrilla. Llenas de toques surrealistas, como estar cantándole a coro la canción » Yo soy minero» a esa chinita que trataba de venderte rosas con cara sonriente, hacer el gamba mientras unos australianos nos grababan con su cámara de video y que hoy nos hubiesen hecho ser trending topic  en cualquier red social o hacer de gogós improvisados sobre los barriles tratando de seguir el compás de la música que sonaba como nuestro menguado equilibrio nos permitía.

En definitiva, íbamos allí porque en esa sauna turca a la que seguramente hoy con nuestra edad nos daría repulsa hasta entrar y entre aquel batiburrillo de gente heterogénea pamplonesa nos encontrábamos realmente bien. Coincidíamos con muchos amig@s. Conocíamos a mucha gente. Vacilábamos mucho. Disfrutábamos. Cantábamos. Bailábamos. Bebíamos. Reíamos. Exaltábamos nuestra amistad; la forjábamos más si cabe. En definitiva, éramos nosotros mismos y no sé el por qué, nos sentíamos muy de aquí y muy partícipes de nuestras fiestas.

Aquel cutre local nos aportó mucho a todos nosotros. Cada uno de vosotros tendrá su local de referencia sanferminero, diurno o nocturno, donde haya pasado muchas horas y que le haya reportado muchas satisfacciones y aportaciones de cualquier índole. En nuestro caso, fue La Peña Oberena y aunque todo esto que os he contado quizás suene a chino para las nuevas generaciones, quería dedicarle unas líneas en forma de agradecimiento por los buenos ratos que allí pasamos.


Primeros protagonistas

Aún no hemos acabado 2.014 y ya huele a toro por Pamplona. Aunque indudablemente es la gente, o la saturación de gente, la gran protagonista de las fiestas, no podemos obviar que para muchos el eje de los Sanfermines es el toro. El TORO de Pamplona. El que es cabeza de camada. El Pamplono. Todo esto viene a cuento, porque ayer la Casa de Misericordia anunció las ganaderías que serán protagonistas de la Feria del Toro 2.015.

 

Respecto al año anterior son cinco las ganaderías que repiten (Miura, Fuente Ymbro, Jandilla, Garcigrande y la premiada Victoriano del Río) y tres las novedades (Conde de la Maza, El Tajo y La Reina, y José Escolar. Estas tres ganaderías vienen a sustituir a Dolores Aguirre, que causa baja de manera voluntaria al considerar que este año no tenía los toros que Pamplona pide, y a Adolfo Martín y Torrestrella, estos por bajo rendimiento. En las últimas fechas se había hablado de Partido de Resina, Conde de la Corte, Bañuelos o Juan Pedro Domeq, pero finalmente han sido estas las elegidas.

De las tres nuevas ganaderías de este año, solo una había estado en Sanfermines y fue una corrida del Conde de la Maza en 1.981 que vino a sustituir a una corrida de Martinez Uranga rechazada por los veterinarios. El encierro de aquel 13 de Julio duró 7 minutos y no hubo heridos de asta. La finca está ubicada en Morón de la Frontera (Sevilla).

Las otras dos ganaderías son debutantes y por lo tanto una incógnita. D. José Escolar Gil adquirió la ganadería en 1.981 y está situada en Lanzahíta (Ávila). A día de hoy sólo conserva reses procedentes de Victorino Martín (procedencia Albaserrada). La ganadería El Tajo y La Reina es propiedad del torero José Arroyo “Joselito”. Ubicada en Trujillo (Cáceres) sus reses tiene procedencia Juan Pedro Domeq y D. Carlos Nuñez.

Ahora sólo queda esperar a ver cuáles serán los toros apartados por cada ganadero y desearles la mejor de las suertes.


ASETASUN – SATURACIÓN II

 

Hablábamos hace unos días de la saturación de bares en el Casco Viejo pamplonés y hoy vamos a hacerlo de la saturación festiva que hay hoy en día en la vieja Iruña.

En un ciclo de charlas sobre los sanfermines se tocó el tema de porqué se va mucha gente joven en sanfermines y alguno comentaba que ahora entre fiestas de barrio y alguna otra especial de su peña, en San Fermín, con estar algún día le sobraba. Sin duda, esto ha cambiado notablemente de unos años aquí. Antes, la gente esperaba con ansiedad las fiestas patronales de su localidad, ya que prácticamente no había otras en todo el año, sin embargo ahora, la situación es justo la contraria.

Si se decía que hace siglos una ardilla podía recorrer la península ibérica de árbol en árbol, hoy en día un gaupasero puede saltar de fiesta en fiesta cada fin de semana de San Fermín en San Fermín.

Si eres de los que visita fiestas de pueblos tienes gaupasa asegurada prácticamente hasta octubre con las fiestas de Villava-Atarrabia. Y a partir de ahí, basta con ser un acérrimo peñero para ir disfrutando de fiestas de la cerveza, tanto la general como la de diferentes peñas, el gazte eguna, tanto el general, como el de las diferentes peñas, día del socio, tanto el general, como el de las diferentes peñas, los conciertos, fiestas mexicanas, fiestas navideñas, sidrerías y demás. Raro es el fin de semana en que la agenda festiva peñera no tiene algún reclamo.

Si a esto añadimos carnavales de diferentes barrios y pueblos y que además casi todas las calles del casco viejo celebran su santoral, unas desde hace años, como San Lorenzo o Santo Domingo, y otras con menos trayectoria como Jarauta, San Agustín o hasta San Francisco-Ansoleaga, hace que si sigues el ritmo de fiesta que te marca la ciudad tengas más ganas de pillar un fin de semana de tranquilidad, sofá y tablet antes de la rutina que ha supuesto el salir a la calle. O simplemente de pillar un fin de semana estándar donde salir a la calle sin ningún plan previo, disfrutar de los bares de siempre y ver a dónde te lleva la noche.


Need Someone To Write An Essay For Me

Create application forms that are online using FormLogix. Types can sometimes include rental purposes for a tenant that is possible or job programs for future employees. Navigate to the Microsoft need someone to write an essay for me website’s «Purposes» portion and browse the various selections, from credit to common account applications. You need to use software to need someone to write an essay for me generate http://essayscustom.co.uk/ need someone to write an essay for me applications rapidly. This application decides an expert- then it allows you to enter emblem and your areas into the kind and wanting template-based on your own need someone to write an essay for me unique desires. It is a webbased solution that one may utilize to create types for supply in your site. The net-based software is not unavailable for need someone to write an essay for me demo before buying. You can http://essayswrite.com/ even handle stuffed need someone to write an essay for me kinds from this online tool.

Anything is described or explain by expository essays; they «present» the subject of the article.

The Microsoft site includes a catalogue of templates available for free to Word people. need someone to write an essay for me Get the report, which starts routinely in Microsoft need someone to write an essay for me Word for editing. Instructions need someone to write an essay for me Get a template to be used with Microsoft need someone to write an essay for me Word to make applications on your corporation. (más…)