Archivo por días: 25 de marzo de 2015


Juvenmín

Uffffffffffffffff……… de catorce a veinticinco años, seguramente la mejor edad para vivir los Sanfermines.

En ese tramo de edad, entre otras cosas:

 – Puedes hacer que la indumentaria festiva pase de ser bicolor a multicolor. A los tradicionales blanco y rojo, puedes añadirles el amarillo azafranero o mostacero txupinero, el marrón colacaero, el rosado calimotxero,…….., o las tonalidades más preciadas y cotizadas: el verde fosero o murallero, el mugre hostelero y el grisáceo adoquinero.

– Puedes disfrutar y experimentar tus primeras empalmadas; y también, cómo no, de tus primeras gaupasas.

– Puedes mandas a tomar por saco a la Comparsa de Gigantes, Cabezudos y Zaldikos, y pasar a tomar como referentes de las Fiestas a otros Gigantes como los katxis, los cubatas o el patxarán, que te ponen de lo más Cabezudo y te pueden hacer ver lo bien que te sientan los Caldicos.

– Puedes ser cogido por el toro en numerosas ocasiones a pesar de no correr ningún encierro.

– Puedes comprobar los efectos beneficiosos de la vitamina B-12.

– Puedes empezar o acabar el verano con ellos, según como te haya ido el curso escolar.

– Puedes tener que sincronizar los relojes con tus padres todos los días: los horarios que te marcan para llegar a casa no suelen coincidir………..

 – Puedes comprobar que en la Ciudadela y en la Vuelta del Castillo se echan más fuegos artificiales que los que figuran en el programa oficial.

 – Puedes hacer deporte a todas horas: ciclismo si te atreves con la Paris-Niza, atletismo si corres el encierro de la villavesa, escalada si te subes a un poste, farola o balcón para ver los encierros, traineras si haces el kaiku en el tendido de sol, salto de trampolín desde la fuente de la Navarrería, voleibol con balones gigantes o pesca con banderas en el txupinazo, ping pong en la calle San Nicolás, automovilismo en los autos de choque, dardos y tiro olímpico en las barracas, zumba en las dianas…………. y cómo no, el levantamiento de vidrio en casi toda la Ciudad.

– Puedes hacer que las mejores corridas no sean las vespertinas de la Monumental.

– Puedes entronizar al Maestro Turrilas y a Barricada y concederles todos los Grammies Sanfermineros.

– Puedes tener deseos irrefrenables de dar una patada en los huevos a Testis si lo ves suelto por las calles.

– Puedes llenar tu cuerpo con todo tipo de abalorios que venden en los puestos de la Taconera.

– Puedes ir con los colegas a las barracas, disfrutar de tus primeros botellones, asistir a tus primeros conciertos, tener tus primeros rolletes, explorar zonas de la ciudad y de marcha no habituales, tomarte un Katxi de un solo trago, conocer multitud de bajeras, conocer las casas de tus colegas, conocer a gente nueva, conocer tu nivel de inglés con la gente foránea………

– Puedes demostrarte a ti mismo que tu estómago está hecho a prueba de bombas.

– Puedes dar trabajo a los operarios de Focsa por todos los rincones de la ciudad.

Pero sobre todo, puedes disfrutar de la vida, de tus años locos, de tu ciudad, de su gente, de sus tradiciones, de su cultura, de sus fiestas, de tu familia, de tus amigos, y crecer como persona acumulando experiencias imborrables para toda tu vida.

¡¡¡¡¡ Viva Juvenmín ¡¡¡¡