Archivo por meses: Nov PM


IX Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín

NI MU

Javier Castrillo Salvador

Me había autoimpuesto la labor de cuidar del novato en su primer encierro. Ya había pasado por ahí: la muchedumbre, la confusión, las caídas… Correr sin pensar, aislado, asustado, a merced de todos los peligros.
Los de la cuadrilla no eran tan considerados y “El Berrenda”, alardeando de su condición de veterano, espetó la primera sanjuanada: ¡“Morucho”, como no le eches más huevos -con perdón- te van a pillar!
En la curva de Mercaderes tuve que soltar un empujón a mi colega para no acabar contra las vallas. “El Berrenda” volvió a la carga: ¡Anda, si “El Moru” se nos ha echado un guardaespaldas… Pero qué poca raza tenemos!
No estábamos para malgastar fuerzas en contestaciones. Los “Jandilla” trotaban ya a nuestra altura y al fondo de Telefónica se vislumbraba el ansiado callejón.
La entrada al coso prometía ser limpia, estirada, pero “El Berren” se giró para soltar otra chorrada y nuestro novatillo se lo llevó por delante sin inmutarse. Dos volteretas y lo perdimos de vista en pleno follón.
Apareció camino de los corrales, magullado y con cara de pocos amigos. Venía derecho a por él. Me interpuse en su camino: ¡Fue culpa tuya, así que no digas ni mu, pedazo de cabestro!
 

CORRERÍA

Agustin Antonio Gomez Lorente

Ayer empezó todo y ahora estoy aquí, corriendo. A algunos los conocí ayer, pero estoy con los míos. ¡Hay gente por todos sitios! Me tocan en la espalda. ¡Es normal! Quizás empuje a alguien para poder pasar. ¡Esto está a rebosar! ¡Sigo corriendo! ¡La curva! ¡Qué golpe! Sigo. Alguno de mis amigos se queda atrás. Creo que se ha caído. ¿Le espero? ¡Ya los veré luego! ¿Por dónde voy? Me dejo llevar. ¡Voy a tener que empujar! La gente se aparta a los lados. ¡Personas en el suelo! ¡Apiñadas! ¡Me tengo que abrir paso! Creo que he pisado a alguien. No están todos los amigos, los nuevos y los viejos. ¡Hay que seguir! Ahora no me voy a parar. ¡Tengo que salir de aquí! Pero ¿Por dónde? No conozco esto. ¡Me estoy agobiando! ¡Seguiré corriendo! Aunque a veces no he tenido casi sitio, por ahora he podido pasar sin mucho problema, pero ese ruido… y ese olor… con lo que me gusta el olor a campo, a jara… esto se estrecha mucho. Mucha gente. Empujones. Parece que delante hay más espacio. ¡Esto es otra cosa! Miro a mi alrededor y siguen sin alcanzarnos ¡Creo que allí enfrente está la salida! 

UNA PALABRA POR HORA

Iñaki Arbilla Ruiz

Espera Víspera Vigilia Blanco Faja Pañuelo Amigos Abrazos Amigas Besos Almuerzo Huevos Jamón Tinto Gentío Bullicio Prisas Multitud Cava Ayuntamiento Empujones Apreturas Gritos Proclamas Cánticos Sudor Reloj Cohete Desenfreno Explosión Cava Nudo Bares Música Bailes Risas Guiris Hello Ligoteo Goodbye Fuente Salto Locura Katxis Suciedad Gafas Gorros Collares Orines Amistad Vómitos Cachondeo Alcohol Noche Exaltación Caricias Retirada Amor Oscuridad Magreos Sexo Agotamiento Despertador Madrugada Resaca Café Ibuprofeno Nervios Ducha Calle Encuentros Saludos Estiramientos Tensión Agonía Terror Explosión Trote Codazos Pulsaciones Lucha Cuernos Carrera Compás Caída Dolor Cascos Montón Pánico Vallado Salvación Orgullo Reencuentros Comentarios Chocolate Anécdotas Churros Abuelos Silletas Niños Comparsa Gigantes Chupete Txistus Danza Tambores Cabezudos Fotos Sonrisas Hombros Kilikis Lloros Miedo Procesión Jota Santo Aplausos Emoción Corporación Pitidos Terraza Descanso Vermú Ambiente Fritos Sociedad Mantel Vasos Platos Recuerdos Rosado Ajoarriero Cantos Mulillas Peña Cuadrilla Cubo Hielos Trompetas Bombo Tuba Saxofón Pancarta Plaza Sol Multitud Almohadillas Ruedo Eurovisión Zurracapote Toro Torero Capa Lidia Banderillas Arte Sangre Faena Muleta Espada Muerte Oreja Vuelta Gloria Flores Sombra Merienda Potxas Kalimotxo Puro Humo Arena Callejón Alegría Expectación Algarabía Calles Gente Estruendo Agujetas Globos Cervezas Bocadillos Murallas Césped Silencio Fuegos Estridencia Colores Belleza Asombro Cansancio Promesa Barracas Luces Tiovivo Mareo Algodones Regreso Malestar Sueño Cansancio Viva Sanfermín 


IX Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín

YA FALTA MENOS…

María Puy Villanueva Díaz

Ella se dispuso a vestirse de blanco y rojo, una vez más… .Había hecho una promesa. Viviría la fiesta de día , antes de irse. Esperaba que la ayudara a recordar.
Él se dispuso a vestirse, para ir a trabajar. Dormiría de día y vería la noche desde la barra, como siempre. Esperaba que le ayudara a olvidar.

No era probable que coincidieran, no estaba previsto que se encontraran, pero el destino es caprichoso. No eran unas fiestas más. Estas eran diferentes. Las de despedida para ella, las de expectativas, para él.

Ella caminaba rezando una jota. Él iba silbando una jota, cuando sus pasos se cruzaron en el eterno y denso recorrido del encierro.
Ninguno dijo nada. Pero entre el ruido del gentío, los ojos gritaron lo que callaron las bocas. Ella quiso decir: “Aún tienes estrellas en los ojos”. El quiso responder: aún me tiemblan las piernas”.
Tantos nudos en sus gargantas como en sus viejos pañuelos.
Se oyó en lo alto una jota… Ella miró al cielo…él al suelo.

A lo lejos, alguien cantaba: no te vayas de Pamplona, no te vayas de Navarra. Y hacia el cielo en volutas, una oración , un silbo… que hizo a San Fermín llorar.
 

REALIDAD VIRTUAL

ángel Novillo Sánchez De Pedro

La realidad a veces se me hace pesada, preñada de sinsentido. Las apariencias se han convertido en falsas certezas. La vida parece un videojuego.
Nos hacen creer que la realidad virtual, es la auténtica. La que fabrican unos cuantos a su antojo pretendiendo imponerla a todos. Llena de falsos racionalismos. Todo medido y cuadriculado. Políticamente correcto. Demasiado domesticado.
Sí me gusta la vida cuando me guardo las convenciones junto con el que dirán, en un bolsillo y corro, dejando el miedo entre mi espalda y las astas de los toros. Ahí el miedo está bien, porque no te paraliza, sino que te hace avanzar e ir construyendo momentos que forman el tapiz del tiempo.
Sí me gusta la realidad cuando se siente la vida y se descorre el velo de las mentiras. Cuando la democracia no se convierte en la dictadura de las mayorías, si no en el respeto a la diversidad.
Sigo corriendo, sintiendo mi realidad, la realidad que quiero, y no la que me dictan otros. Compruebo que así soy libre.
¡Angelito, ven a cenar!
Apago el ordenador. GAME OVER. No pasa nada, mañana correré en San Fermín. Afortunadamente la realidad todavía no se ha convertido en un videojuego.

 

NOVATOS.

José Oscar Rodríguez Zarraluqui

Recién llegados, los cuatro enfilamos la cuesta de Santo Domingo, miramos las manecillas del reloj instalado en la fachada del ayuntamiento y caminamos hasta detenernos al inicio de la calle Estafeta. Esta asoma inquietante. Nosotros nos miramos nerviosos. ¿Deberíamos participar en esta carrera de locos? El miedo me empuja a pasitos cortitos hacia el vallado…Imagino que como a los demás… Trotamos despistados, cuando un desconocido con camiseta a rayas nos trasmite, en su idioma, que un cohete ha tronado sobre el cielo de Pamplona. La muchedumbre inicia una alocada carrera. Empujones, caídas, rasguños y los astados sin aparecer. Pulsaciones y adrenalina se disparan cuando percibimos que los tenemos encima. Asustado me tiro por un diminuto hueco entre las tablas del vallado cuando veo un par de pezuñas oscuras, grandiosas, pisotear con violencia la pantorrilla de un corredor y seguir, como si nada, su camino. Los gritos y aspavientos se suceden mientras resoplo tranquilo. A salvo.
Al cabo de un rato me encuentro con mis compañeros de viaje. Los tres han dado con sus huesos en el suelo. Nada grave. Se santiguan por seguir vivos.
Camino de una pensión de mala muerte, bromeamos y quedados para correr otro encierro en Pamplona, aunque no sabemos cuando.
 


Outlines For Aspects For The Best Dating Sites

Gals lube ‘s no longer just a thing that functions being a lubrication to be certain that you’ll be able to have a very good good love-making experience as well if that you’re bit dry. Nowadays you’ll find a lot of women lube the fact that also functions since an enhancement on your love-making and may assist you in a number of ways to acquire additionally love-making life.

Plenty of people opting for the online market place dating services currently expecting selecting love. There are lots of different web pages that promote the ability that you can discover your ideal match. Checking out a few will during pinpointing should it be some plausible alternative in your case or not. Its also wise to identify each profile which includes a effect of suspicion. Don’t forget this helpful tip at the time you were definitely conducting your search. You might find that of the fact that info for you to on the internet is probably not in step with everything you may possibly acquire if you fulfill the specific directly.

two. ) Take along some moral support. There’s nothing more nerve racking than being at a gathering that you just be aware of which has no 1. Having a friend meant for support can ease ones anxiety and help you to action almost like yourself. You will be able to activate by means of this good friend in advance of probable dates. This will allow day to find most people on the normal setting behaving true to help you yourself. Investigating Vital Criteria In dating a rich man

By using the Internet to learn love online, could very well be announced, virtually speaking, to dozens, of not hundreds, of folks which is a really fantastic match for yourself. After that you can flick through their particular profiles and see if, applying physical characteristics, profession, income, preferences and wants, whether they’re someone you’d like to secure acquainted with more.

Women – Characteristics That Drive Men Away

Before I started really working on your communal interaction, My partner and i no idea what Need be in someone. I mean I actually THOUGHT I knew the things I wanted and truley what was significant, but damn was I just way off. When you’ve met a restricted a higher standard many people, you simply have a very teeny scope of what’s really to choose from. By way of reaching new people and personalities in several situations, it could chuck open your world.

One on the things that people ought to keep at heart web-based shopping is always that companies wish to store data. Data with what people buying with what varieties of nutrition they eat and the place often. The other information that is certainly recorded is in all likelihood all with the consumer’s personal and financial tips. Not only are databases stored in terms of a consumer’s clothing preferences and most desired cologne, what bank card that they used as well as amount including any three, his or her’s bank-account amount, and positively any kind of online information among them e-mail addresses and myspace or facebook reports. Keep at heart who irrespective of a company’s internet privacy policies this level of detail is stored and on hand to retrieve without notice, at all, if disclosed designed for the client this is not.

Investigating Vital Criteria In https://ukraine.craigslist.org/search/w4m Furnish her which has a old fashioned date. In spite of how current and independent women may well imagine they can be, in terms of going out with, no less than the most important wedding date, they’re traditional. In most womens minds, a usual day necessitates the person making the reservations to make sure you wherever they’re going, picking out the woman » up » and having to pay the charge. Do not expect her to satisfy you on the initial wedding date as well as to help out with paying to the snack. Doing your initial wedding date properly are certain to get things off to the best suited foot.

Consider some of the Odds of Finding Love When Over 50?

The Facts On Clear-Cut Programs Of https://www.gq.com/story/drama-free-tinder-threesome Layout It is usually common know-how which usually if you will want advice on gear, or perhaps it is your physical appearance, ask a gay person. Just glance at the best designers on earth of fashion. So how can you tell management experience trend or in any manner not? Check with yourself- «When was one more time period someone complimented me on my visual aspect? » If this for no reason materialized to you or it happens lower than weekly oahu is the perfect time to get the clothing collection makeover.

A further advantage may be the fact that a lot of people the fact that do not get adequate income to help you venture to fancy restaurants or pubs can continue to use a date online. Distance will never subject (who cares if the woman is an African princess, rendering the woman is online) because that chat room certainly is the bench for 2, with the web cam let’s so you see your partner all right.

For the guys round, it can be time to deal with reality. Lover happen to be better than us at dating and figure out attraction. Getting men to note and come to be seduced by them is ingrained in every single females mind. It is no think about that this singles dating scene can be extremely cruel to men who will not be entirely specified of what precisely they are doing. You need to step back and i highly recommend you take a web site coming from my acquaintances on the subject of attracting and seducing people. Thus said, here are a couple secrets of attraction woman often use across men you should use once again!


IX Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín

ILUSIÓN TAURÓMACA

Enrique Espejo Torija

Mira que llevan años diciéndomelo. Que vaya a los Sanfermines, que es una experiencia única… Por eso, este año, no he opuesto ninguna resistencia y para allá que voy. Seguro que mi padre estaría orgulloso de que al fin, me decidiera a correrlos. Él lo hacía siempre con sus amigos. Lo primero que me llama la atención es que el casco viejo es aun más bonito de lo que me había imaginado. Incluso me he encontrado con vestigios de murallas medievales. Después de disfrutar durante un rato, decido echarme a dormir antes de empezar mi primera carrera.
Me ha venido estupendamente echarme unas horas. Aun es de noche, pero seguro que ya hay mucha gente en pie, preparándose para el primer encierro. Oigo ruidos en el baño… alguien se está afeitando con una maquinilla eléctrica… ¡Papá! ¿Qué haces aquí? ¿Eres tú?
Por más que grito e intento que me mire, no reacciona, sigue afeitándose como si nada. No me puede estar pasando esto. ¿Estaré soñando? Decido no dejar de mirarle por si el sueño se acaba y vuelve solo a vivir en mi memoria. En un rato, me despertaré e iré hacia la Cuesta de Santo Domingo. ¿O quizá a trabajar, como cada día? 

SECUÉSTRAME EL 13.

Sergio Gómez Salvador

San Fermín tiene muchos días especiales; el del chupinazo, el de la procesión, el del estruendo, el de las ciudades hermanadas, el del niño, el de los mayores… Es como la plenitud de la vida en solo nueve días. Esa sinfonía colorida que nace, crece, explota, se hace madura y termina quedando en el espíritu para siempre.
Y sin embargo, le sigue faltando el día del Amor.
Ahora que hace ya tiempo de aquel 6 y de aquel 7, y cuando, al paso de los años, vuelvo a sacar la ropa blanca y la vida está más cerca del 14, solo quiero que me secuestres el 13, porque el 14 será infinito y no quiero llegar sólo.
 

OCHO DE JULIO

José Antonio Lozano Rodríguez

OCHO DE JULIO

Ocho de julio, sietecincuentaynueve, no sabe cómo ha llegado, pero sus ojos recuerdan el sudor del vértigo; aún tienen el color de madrugada que suele dar la noche a los que se la beben de un sorbo. Pamplona es una ciudad suave a pesar del alboroto que se desparrama por todas sus costuras.
Ha venido solo y solo se encuentra a pesar de toda la gente que le rodea; está flotando entre las olas de camisas blancas y pañuelos de sangre que se arremolinan a su alrededor sin apenas hacer espuma.
Abre los ojos como quien descubre un acertijo largamente meditado y escucha por fin el chupinazo que se eleva por detrás de los tejados vestidos de una suave llovizna que apenas termina de acabar.
La resaca de cascabeles de los mansos se va desparramando por toda la cuesta de Santo Domingo y allí se queda inmóvil, impertérrito, como una estatua de sal en el éxodo de Sodoma, demostrando a todo el mundo su valor repleto de una locura que aún no conoce.
Cuando el policía ha podido llegar hasta él y tirar de su brazo repleto de sangre, ya viajaba a lomo de unos cuernos que siempre han sabido interpretar su papel. 


IX Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín

HALLAZGO

Jonathan Jesús García Palma

Miguel viajó muchos kilómetros para asistir a las fiestas de San Fermín. Familiares y amigos vieron aquello como un acto suicida. Él deseaba correr el encierro. “Tengo que hacerlo”, repetía él. Con treinta años, su deseo se cumplió.

Durante el Chupinazo, Miguel se topó con unos maravillosos ojos verdes que le robaron el aliento. Los cautivadores ojos también lo observaron, pero la multitud los separó sorpresivamente.

Miguel buscó a Natalia. Nada, ni una pista. Entonces, llegó el momento del encierro. Segundo día, era su turno. Antes de comenzar, reaparecieron los ojos verdes. Se llamaba Natalia. A continuación vinieron dos minutos de vertiginosa emoción.

Primero al frente, luego al costado. Ambos corrieron junto a las bestias y llegaron hasta la plaza. Ahí, él reconoció su hallazgo.
El matrimonio se celebró el ocho de julio del año siguiente.
 

OLOR A SANGRE

Maximiliano Sacristán

¿Han notado que a veces los animales parecieran tener comportamientos humanos? Me sucedió vacacionando en Pamplona. Yo era un hijo de ganaderos, y pasé mi juventud viajando, gastándome las riquezas de mi familia.
Era joven e irresponsable, y si estaba en San Fermín pues debía ser parte de la fiesta. Así que, a pesar de mi desconcierto de turista, quise participar del primer encierro. Recuerdo que corrí como un poseso frente a la manada, entre los mozos de la vanguardia, y hasta llegué a acariciarle el cuerno a una de las bestias. Cuando nos acercábamos a la plaza, exhausto, me deslicé por debajo de una empalizada. Y, ¿podrán creerlo?, pasaron los toros pero el último, uno negro, de repente se detuvo y me encaró. Comenzó a embestir la empalizada dirigiendo su cornamenta hacia mí, como si oliera la sangre vacuna que yo traía en los bolsillos. Tuve la loca sensación de que esa bestia me miraba. Hicieron falta varios mozos que lo azuzaran para meter a ese último toro en la arena y al fin terminar con el encierro.
Desde entonces, cada vez que veo pasar un camión de hacienda repleto de reses, yendo hacia los mataderos, instintivamente desvío la mirada.
 

ZORI ONAK FERMIN

Xavier Camprubí Belzunegui

Tal fue el estruendo en el cielo pamplonica que Fermín se despertó de golpe. “Algo habrán inventado para que resuene así el chupinazo” pensó Fermin, olvidando entonces la mañana de ayer.
Las doce en su reloj y un sol radiante tras la persiana. Siete de Julio San Fermin. Coincidía su Santo con su cumpleaños, diecisiete palos cumplía este joven pamplonica nacido en el nuevo milenio.
“Y diría que fue ayer” balbuceaba para sí el aún menor de edad.

Parte de la cuadrilla estaba en el jardín de su casa, donde tiraron el petardo, preparando un poco de chistor, cuando Fermín asomó.
“No te ha seguido el morlaco a casa”, “Toma un trago de vino de superior antes del chistor”, “Mejor este chupinazo, aunque no sabíamos si aparecerías”…. Y así iba situando su largo ayer.
Parecía que hoy era ayer, cuando empezaba, o mas bien seguía, una larga celebración de “cumpleaños”.

Luego Fermín, absorto en su aniversario y camino del Labrit, volvía de nuevo a preguntarse en alto “¡¿Por qué?!”.
“¡Por qué!”
“¡Porque llegaron las fiestas de esta gloriosa ciudad que son en el mundo entero unas fiestas sin igual!”.