Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín 2011


[jQuery-UI-tabs]

Como bien dice el refrán, “no hay dos sin tres” y en nuestro caso, no habrá tres sin cuatro ni cuatro sin cinco, ni… ediciones del Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín.

La ediciĂłn de este aĂąo ha supuesto la consolidaciĂłn del Certamen con la suma de nuevos compaĂąeros de viaje, tanto en la organizaciĂłn como en el patrocinio, el aumento considerable de la participaciĂłn, que ha sido de prĂĄcticamente un 30% mĂĄs que en la ediciĂłn anterior, el nĂşmero de obras llegadas desde 18 paĂ­ses distintos, lo que nos da una idea de la universalidad de nuestras fiestas y la calidad creciente de las obras recibidas, tal y como ha destacado tanto el jurado como los que hemos tenido la suerte de participar en el proceso previo de valoraciĂłn.

A pesar de ser ya el tercer año, no termina de sorprendernos el ingenio y la habilidad de los autores para condensar una historia, un sentimiento, una vivencia, un cuento en apenas 204 palabras. Y cómo nos ha permitido a todos los que hemos participado de una u otra manera “adelantar” los sanfermines, rememorando vivencias propias, disfrutando con las ajenas y anticipando las venideras.

Muchas gracias y VIVA SAN FERMIN, GORA SAN FERMIN.

Certamen Internacional de Microrrelatos de San FermĂ­n

PodrĂ­amos, o podremos algĂşn dĂ­a, recurrir al tĂłpico de que cuando la TĂłmbola irrumpa en el paseo de Sarasate, el vallado en Estafeta y los carteles en nuestras paredes, el Certamen Internacional de Microrrelatos de San FermĂ­n acudirĂĄ fiel a su cita en la cuenta atrĂĄs del junio pamplonĂŠs.

Porque aunque todavĂ­a sea un concurso joven, no cabe ya ninguna duda de que se trata de una realidad consolidada. No sĂłlo por sus nĂşmeros, reflejados en un incremento de participaciĂłn y en una mejora de su dotaciĂłn econĂłmica; no sĂłlo por su vocaciĂłn universal, con cuentos recibidos de tres continentes sino, sobre todo, por la mejora constante de la calidad media de los relatos participantes. Porque nuestros Sanfermines son muchas cosas pero, tambiĂŠn, literatura.

Una literatura reflejada en el relato ganador, que nos lleva con habilidad a esperar un supuesto homenaje a todas esas madres abnegadas y en el que nos acabamos topando con una cruel y frĂ­a venganza.

Dos segundos clasificados, imposible decidirse por uno de ellos, siendo como son dos partes de la misma historia, la de los que se marchan por San FermĂ­n y la de los que se quedan y viven la fiesta desde la infancia.

Y un tercero, tan tiernamente escrito, que dan ganas de meterse en ĂŠl y ser uno de sus protagonistas.

Junto a ellos, trescientas sesenta y tantas historias trufadas de todo tipo de emociones, quizĂĄs este aĂąo mĂĄs humorĂ­sticas que lacrimĂłgenas, pero que son un aperitivo delicioso para lo que se nos avecina.

Porque, como decĂ­amos, Sanfermines son, tambiĂŠn, literatura.

JosĂŠ Luis Allo, Patxi Irurzun y Carlos Erice. Miembros del jurado.

El 16 de junio de 2011 a las 19.00 en el Palacio Condestable, se ha hecho pĂşblico el fallo del III Certamen de microrrelatos, con los siguientes resultados.

Primeros tres clasificados:

Ganador: ‘‘Un día sin lavar’’ por Isabel Azcona Ema, de Pamplona (Navarra)
2º clasificado: ‘‘La embestida’’ por Teresa Mireya Zulaica Garamonte, de Tarilonte de la Peña (Palencia)
2º clasificado: ‘‘Los pitones’’ por Cristina Sádaba Elizondo, de Murchante (Navarra)
3º clasificado: ‘‘Los toros como de hierro’’ por Manu Ramos Boría, de Pamplona (Navarra)

Resto de finalistas:

4º clasificado: ‘‘Blows you away’’ por Carlos Remón Sanjuan, de Sangüesa (Navarra)
5º clasificado: ‘‘Encierrina’’ por Juan Iribas, de Tafalla (Navarra)
6º clasificado: ‘‘Llueve en Sanfermines’’ por Asier Rey Salas, de Barakaldo (Bizkaia)
7º clasificado: ‘‘Frenesí’’ por Iñaki Azcárate Díez, de Beriáin (Navarra)
8º clasificado: ‘‘Bull run’’ por Javier Enériz Olaechea, de Pamplona (Navarra)
9º clasificado: ‘‘Telegrama’’ por Gabriel Camero Martín, de Mijas Costas (Málaga)

Nuestra enhorabuena a todos ellos, asĂ­ como al resto de participantes en este III Certamen.

Certamen Internacional de Microrrelatos de San FermĂ­n

Primer Premio

Un dĂ­a sin lavar, de Isabel Azcona

Queda ya lejano el nudo en la garganta que no me dejó contestar con ¡viva! el viva al Santo, justo antes de que comenzara todo. Un año entero esperando me impide dejar de disfrutar cada minuto… pero el cansancio no perdona.

De vuelta a casa me cruzo con familias que van a los gigantes. Me miran. Todavía son visibles las consecuencias del “cumpleaños feliz” que cantamos a la guiri del tendido.

Es tardísimo otra vez, mi madre está enfadada. “Llámame para los toros“, le digo mientras dejo la ropa sucia en el suelo de la cocina, como siempre. No contesta, pero me avisa a las cuatro levantando la persiana. Se le debe de haber pasado el enfado porque la camiseta y el pantalón están lavados y planchados.

Me duele tremendamente la cabeza, será sólo hasta el himno de Eurovisión, así que saco el abono del cajón donde lo guardo como un tesoro desde junio. Hoy es domingo, toca “miuras”. Saludo al portero mientras desdoblo la entrada. Es la de ayer, dice. No, día 11, la de hoy, contesto. Hoy es 12, murmura algo extrañado. Miro a mis amigos que señalan el 12 en sus pases. Ayer no viniste. Tu madre dijo que estabas dormido.

Segundo Premio ex-aequo

La embestida, de Teresa Mireya Zulaica Garamonte

Nos pilló por sorpresa el rápido recorte que hicieron por la curva de Estafeta. Venían frescos todavía y sus gestos no presagiaban un encuentro amigable, así que zumbamos quemando suelas rumbo a Telefónica. Los teníamos cerca. Nadie miraba atrás. Sorteábamos entre empujones al gentío congregado, que parecía no percatarse del peligro que nos azuzaba. En éstas andábamos cuando me pareció oír a Íker rezando al Patrón por lo bajini. Iba desencajado, como quien va a palmar. A mí, por si aún era poco lo que llevaba encima, me invadieron de repente unas ganas locas de soltar esfínteres… Pero estaba el percal como para pedir permiso. Iontxu, que no solía mover más músculos que los de la mandíbula, empezó a perder fuelle y pude escudriñar por el rabillo del ojo cómo era zarandeado por uno de los empecinados perseguidores. ¡Sálvese quien pueda! gritábamos para nuestros adentros. Javier se escoró hacia un pequeño portal en el vano intento de pasar desapercibido, pero un ejemplar rezagado se cebó con sus carnes. Me flojeaban las piernas. Tras mi cogote podía ya sentir el resoplar de la bestia. Al momento, mis nalgas percibieron el contacto. Me había embestido con su maldito látigo el peor kiliki de todo Pamplona: “Caravinagre”.

Segundo Premio ex-aequo

Los pitones, de Cristina SĂĄdaba Elizondo

“Seis de julio, cielo despejado, 33º a la sombra y yo en Salou. Siete años, siete, lleva Ana arrastrándonos al apartamento de sus padres en esta primera quincena. ¡Hay que joderse! Y Ainara, que ya ha cumplido trece, ni nos mira, no levanta el pulgar del móvil de lo enfurruñada que está. Más me duele lo del pobre Julen: la criatura aún no sabe lo que es correr delante de un zaldiko o llorar con un cabezudo. Y ¡agárrate a la vuelta! Encima hay que aguantar las anécdotas del suegro en la peña, que él nunca perdona ni su bota ni su ajoarriero…”

A las doce en punto, enfundada en un tembloroso biquini rojo, metro ochenta de mujer nórdica y turgente cruza delante de nuestro Javi y éste, no sabemos si agradecido al capotillo del santo o a la sonrisa inmaculada de la moza, le guiña un ojo mientras susurra: “¡Viva San Fermín!”

Tercer Premio

Los toros como de hierro, de Manu Ramos BorĂ­a

De golpe se da cuenta de que Javier no estĂĄ, ve a su marido con la nena sobre los hombros al lado del gigante africano que gira asombrosamente ĂĄgil, ambos con la misma sonrisa intacta. Javier es tan despistado, piensa, que ni se va a dar cuenta de que se ha perdido. Mira desesperada a su alrededor, Carlos III es un amazonas blanco y rojo. Y entonces suena su mĂłvil. ÂĄLe ha escrito su nĂşmero en el brazo! Se lo queda mirando como a un boleto de la tĂłmbola premiado. ÂżSeĂąora? Dice una hermosĂ­sima voz dulce, tenemos a su niĂąito con nosotros, estĂĄ muy bien, no se me preocupe. Los latidos de su corazĂłn podrĂ­an reflotar el Titanic con la cena aĂşn caliente en los platos. Le dicen que estĂĄn junto a los toros como de hierro. Llega hasta ellos sin tocar el suelo. Son un matrimonio mayor venidos de algĂşn paĂ­s precioso, y le han comprado tantos globos a Javier que estĂĄn a punto de irse volando los dos cuando se abrazan. PoniĂŠndose pamplonicamente pesada logra invitarlos a pinchos y vino. Vaya locura Âżno? Dice en medio del gentĂ­o. No, contesta el hombre sonriendo, los locos nunca se divierten tanto.

Desde Blogsanfermin queremos agradecer a todos los que han hecho posible la celebraciĂłn y hacerles partĂ­cipes del ĂŠxito obtenido en esta tercera ediciĂłn del Certamen Internacional de Microrrelatos de San FermĂ­n

En primer lugar queremos felicitar a los escritores que nos habĂŠis remitido vuestras obras, sin vosotros el Certamen no tendrĂ­a sentido.

A los nuevos colaboradores que se han incorporado este aĂąo, Conservas La Catedral de Navarra, Caramelos El CaserĂ­o de Tafalla, Unsain Renault y GrĂĄficas Ulzama, que han aportado mĂĄs variedad en los lotes de los premios y que nos han permitido aumentar la dotaciĂłn econĂłmica de los mismos.

Al Ayuntamiento de Pamplona, que colabora desde la primera ediciĂłn y al que sabemos de buena tinta, por medio de los responsables de cultura, que les gusta mucho esta iniciativa.

A Bodegas PrĂ­ncipe de Viana como patrocinador que nos acompaĂąa desde la primera ediciĂłn y que ha colaborado decisivamente para que el certamen tenga el formato y la dimensiĂłn actual.

Y por Ăşltimo querĂ­amos tener una menciĂłn especial a la agencia de comunicaciĂłn Villa McLuhan, colaborador que tambiĂŠn se ha incorporado este aĂąo y con quienes hemos tenido el placer de trabajar en el dĂ­a a dĂ­a para llevar el Certamen a buen puerto.

Libro III Certamen Internacional de Microrrelatos de San FermĂ­n