De comida 3


Días de comidas de trabajo. Sin embargo esta vez no parece que tenga en mente acudir a la misma, no por el regular resultado de la empresa, ni por las tensiones existentes tras los últimos despidos, ni por la bajada de sueldo anunciada recientemente por el gerente. Añorará los buenos ratos pasados con sus compañeros en anteriores celebraciones, buenos platos, ricos cubatas, charlas amenizadas con música y multitud de chascarrillos de unos y otros. De hecho, en la última comida de empresa realizada antes de unos Sanfermines, estaba eufórico por la llegada de su primer nieto, por el viaje que tenía previsto realizar ese verano, por la inminente llegada de las fiestas. En el baile posterior a la comida, un mal paso en uno de los movimientos de la canción de moda de ese momento hizo que se lesionara gravemente el tobillo y se perdiera la práctica totalidad de los Sanfermines de ese año. Los toros por la tele. Juró no volver a bailar ni hacer ninguna actividad que supusiera el menor riesgo para él en vísperas de un seis de julio. Sus sesenta años y más de cien kilogramos empezaban a ser un lastre para él.


3 ideas sobre “De comida

Los comentarios están cerrados.