Encierro, libertad y riesgo 5


Próspero año nuevo a todos.

En primer lugar, nuestro recuerdo cariñoso para Daniel Jimeno, y nuestras condolencias a todos sus familiares y allegados. Qué mala suerte tuvo. O mejor, qué buena suerte se suele tener casi siempre…

Mucho se está hablando sobre el encierro desde la muerte de Daniel. Como si antes las condiciones no fueran exactamente las mismas, pero enfín. Y mucho se hablará.

En este blog nos hemos caracterizado por dar cera a los divinos mediáticos, lo que no quita para que en este asunto cerremos filas con ellos. Sus declaraciones dejan bien claro el sentir de la gente que ama esta fiesta, una parte de la cual son los encierros.

Voy a reproducir uno de los microrrelatos que recibimos antes de fiestas en el certamen que organizamos, que para mí deja meridianamente aclarada esta polémica inútil. Lo mandó Graeme Galloway, escocés de Aberdeen. Traduciendo llego hasta donde puedo, por eso luego está también la versión original en inglés, por respeto al autor. Me he permitido el lujo, por último, de resaltar en negrita la frase que para mí es concluyente. Gracias, Graeme, por participar, y por ser tan contundente, ahora que las medias tintas no valen.

¿CUÁL ES EL SITIO MÁS SEGURO PARA CORRER EL ENCIERRO?

 Ésta es una pregunta que me hacen, con un poco de suerte, un par de veces al día en Pamplona. Y mi respuesta siempre es la misma: el sitio más seguro es la calle San Nicolás. “¿Por qué?”, preguntan seguido la mayoría de jóvenes novatos, “¿es realmente seguro ahí?”. “Es muy sencillo”, respondo, “el encierro no pasa ni cerca de San Nicolás”. Todo este diálogo podría resumirse con estas palabras para todos estos interesados ansiosos: “Si quieres estar jodidamente seguro, ¡quédate en tu puta casa!”. Esto podría ser considerado por algunos como una respuesta ligeramente paternalista, pero aquéllos que me conocen, lo considerarán como un verdadero consejo de amigo.

 La esencia de correr el encierro consiste en ponerse a sí mismo en situación de riesgo, por lo tanto, la pregunta debería ser, “¿cómo me involucro?”. Quizás entonces obtendrían una respuesta razonable por mi parte.

 Después de más de treinta años corriendo el encierro, puede que no sepa “cómo correr el encierro”, pero sí puedo decir que sé perfectamente “cómo no correr el encierro”.

 

WHERE IS THE SAFEST PLACE TO RUN WITH THE BULLS?

 This is a question that I am asked at least twice a day in Pamplona if I’m lucky. The answer I always give is that the safest place, is Calle San Nicholas. Most young bright-eyed, bushy-tailed new visitors follow up with the question «Why? Is it really safe there?» – «It’s quite simple,» I reply » The Bull Run goes nowhere near San Nicholas.» The whole point of the exchange tends to be summarised in my parting words to such young eager inquisitors, «If you want to be Fucking safe then stay at Fucking home!» This might be considered by some to be a slightly patronising response, but those who know me, will consider it a rather friendly, caring bit of advice. The whole point of the exercise of running with the bulls is to put yourself, in a situation of danger, therefore the question should be, «How do I get involved?» Maybe then, they will get a reasonable answer. After over thirty years of running with the bulls, I may not know «How to run with the Bulls» but one thing that I can say is that I certainly know «How not to run with the Bulls.»


5 ideas sobre “Encierro, libertad y riesgo

  • Marcelo

    Tengo el placer de escribir el primer comentario de la nueva temporada del blog. Este año van a correr ríos de tinta con el tema del encierro. Yo que acabo de regresar a Pamplona, tengo muchos momentos e imágenes grabadas para siempre en la memoria sobre estos sanfermines. Tendremos muchos días para debatir sobre estas fiestas, incluída la terrible y desafortunada muerte de Daniel.

  • pamplonudo

    Feliz año a tod@s. Dejame sanferman que discrepe contigo sobre el tema de los divinos ,que me empieza a cansar.No se puede uno quejar de que hay mucha gente en el recorrido y que molesta cuando algunos de ellos lo unico que hacen es correr al lado del toro porque fisicamente ya no son lo que fueron.No puede seer que algunos pongan en duda el antideslizante porque hace que la manada llegue unida a la plaza,y no tengan huecos para correr y despues del 10 ,tras el tragico suceso,decir que cuanto mas rapido mejor porque hay menos riesgo.
    Creo que ahora es el momento de defender nuestro encierro y sentirnos orgullosos de él,despues de las barbaridades que he escuchado en varios medios nacionales absolutamente desinformados.Un abrazo a la familia,y mi agradecimiento por como han hablado de la Fiesta y el encierro en un momento tan tragico.

  • Sanferman

    Te dejo discrepar, Pamplonudo.
    Pero hablamos de cosas distintas. Estoy contigo en lo que dices.
    Yo más bien hablo de cerrar filas con ellos en la encendida defensa del encierro que están haciendo, utilizando por cierto ese poder mediático que tanto denostamos.
    La campaña de los medios nacionales ha sido un bluf que ha durado tres días, y que ha venido muy bien a esos medios para vender más. No vale pedir la suspensión de los encierros por la salvajada que suponen, mientras tu primera página es una macrofoto a todo color de la cogída del de la lengua fuera. Claro, es que hay que vender periódicos…

  • Castizo

    Lo que me parece increíble es que ahora se dedique a pontificar y criticar el encierro, gente que no sabe ni lo que es (como por ejemplo los de Radio Caracol).
    En fin, menos mal que como decís ha sido solo un revuelo de tres días y todos esos »enteraos» ya se han olvidado del tema.

  • Sevilla

    Este año han sido mis primeros sanfermines, iba más que nada por la fiesta, pero con el gusanillo del encierro, pero del encierro encierro, no del «yo he corrido en san fermín» y antes de que suene el cohete ya están en telefónica cogiendo la curva a toda pastilla.

    Pues al final, he limitado en un 90% la fiesta.

    Llegue el jueves a las 2 de la mañana, viendo que ya meterse en barrena de alcohol era tontería me dije «aprovecha, duermes y corre que mañana seguro que correrá el alcohol».

    Pues eso hice, corrí, y del subidón que tenía como no podía dormir me fui a conocer el san fermín que no «vende» tanto.

    Paseo matinal conociendo casi todo lo que podía, a mediodía me uno a mi grupo de nuevo y sí, alguna copa y fiesta, la salida de las peñas de la plaza, baile aquí baile allí y a las 10 más o menos estaba cansado con lo que la bombillita y cierto demonio de mi hombro izquierdo me dicen «coño, pues aporvecha duermes un buen rato, descansas y corres al dia siguiente» y así lo hice… y así de nuevo al día siguiente.

    Total que cuando yo me levantaba, mis compañeros llegaban y así todos los días pero eso sí, yo si puedo decir una cosa, yo he vivido san fermín.

    Un saludo de alguien que volverá prometiendose a sí mismo que no, que este año solo fiesta y nada de encierros.

Los comentarios están cerrados.