Encierros transatlánticos 5


Os informo de más actividades sanfermineras que se realizan allende los mares.

Los organizadores son los dueños de dos restaurantes de nombre sajón, Harvest Vine y de nombre más próximo Txori bar.

Bueno pues al tema, estas personas organizan un encierro curioso, en el que los toros los construyen basándose en unos carritos de compra que los arreglan con forma de toros y que son guiados por un par de mozos.

La mayoria de las personas que participan llevan el distinguido pañuelo rojo y camisetas blancas, y curiosamente bastantes txapelas rojas, tan en desuso por estos lares.

Hay que decir que fin del dinero que consiguieron con estos encierros fue benéfico.

Así que si os toca pasar los Sanfermines por Seattle ya sabéis lo que hacer, o en su defecto siempre podéis coger prestado un carro del Carrefour de Salou y montaros un encierro al uso.


5 ideas sobre “Encierros transatlánticos

  • pamplonudo

    Y los tios son iguales a los guiris que suelen venir !.Se lo han currado.Para ser exacto solo falta que la americana que va dentro del toro se levante y enseña sus atributos.

  • Txistorrero

    Hola, amigos de Blogsanfermin. Os ponemos un fragmento del artículo que hemos publicado hoy, para que vuestros lectores puedan opinar. Si queréis cualquier cosa, escribidnos. Gracias.

    ——————-

    El corredor Juanjo Martínez Gilabert se ha lanzado a la calle a recoger firmas para la recuperación del encierro txiki (necesita 7.000 para llevar el asunto al Parlamento Foral), y ha creado un grupo en Facebook al que cualquiera puede unirse.

    Juanjo, que hoy tiene 39 años, sí llegó a correr en los encierros txikis, y es de los que piensa que estas carreras ante la becerrada favorecería el relevo generacional entre los corredores de aquí: “Fomentarían una formación y llegar a tener una experiencia desde pequeños, aprendiendo lo que es tener el respeto al animal, el miedo, el estrés y soltar toda la adrenalina, lo que les servirá para cuando sean mayores”, argumenta. César Ibarrola, otro defensor de la idea y nuestro contacto con Juanjo, es de la misma opinión: “La falta de eventos para los pequeños impiden que le cojan el gusto al encierro, a sentir el gusanillo… o por el contrario a saber que no les gusta eso. Simplemente tienen que estar esperando a aparentar los 18 para poder meterse en el encierro grande sin ningún tipo de experiencia”. Y esto último, desde luego, es uno de los mayores peligros de la carrera.

    Menores y seguridad

    Pero, «en pleno siglo XXI», ¿sería tolerable un encierro con animales de verdad, corredores menores y posibles contusiones… habiendo visto accidentes como el que le costó la vida a un joven este verano en Cabanillas? Tanto Juanjo como César comprenden la posición de quienes argumentan cuestiones de seguridad para que no se recuperen los encierros txikis, pero aseguran, como dice Juanjo, que “cada uno es libre y responsable”, y que “el peligro existe en todo lo que te rodea”. Como ejemplo ponen la participación de menores en un espectáculo como el toro de fuego.

    http://txistorradigital.blogspot.com/2010/02/el-encierro-txiki-y-la-imprescindible.html

Los comentarios están cerrados.