Generaciones sanfermineras. 3


 Este año pude ver en la procesión de San Fermín a varias generaciones de una familia que esperaban el paso del Santo. ¡Qué bonita estampa! Una abuelilla que rondaría los 90 años, su hija que andaría por los 65, su nieta treintañera y dos chiquillos pequeños.  Está claro que hay relevo generacional mientras haya gente que inculque su sentimiento y su amor por nuestras queridas fiestas, y también al Santo patrón.

Qué momentos más diferentes se pueden vivir en San Fermín. Durante el día se ven momentos emotivos, alegría sana y un ambiente extraordinario. Sobre todo por las mañanas. Por las tardes también es un jolgorio increíble, tanto la gente que va a los toros, como los que llenan los bares del Casco Viejo y aledaños.

Por la noche creo que es cuando se ven los tremendos excesos que comete la gente con el alcohol y otras sustancias que mejor ni nombrar. A mí personalmente me da miedo que las generaciones futuras más próximas, como me toca a mi directamente, se vean envueltas en esos ambientes de patanes completamente ebrios, faltones, bronquistas y macarras de medio pelo. El otro día recordaba el reportaje sanferminero con que nos «deleitan» en la cadena pública. Nos muestran parte de lo más oscuro de la fiesta: peleas, gente inconsciente tirada en cualquier esquina, algúno que lo han apalizado y no sabe ni cómo se llama, etc.

 Bien sabemos todos los que no cumplimos ya los 30, que siempre ha habido gentuza, y malos ambientes tanto dentro como fuera de las fiestas. Pero cuando hay tal aglomeración de gente la chispa salta en cualquier momento. Yo mismo me he visto envuelto en alguna ligera tangana alguna vez. Y luego no sientes mas que verguenza de ti mismo. Tenemos que esforzarnos por cultivar a nuestras futuras generaciones de lo que es la fiesta sana y alegre, para que no caigan en el pozo de lo cutre y zafio.


3 ideas sobre “Generaciones sanfermineras.

  • pamplonudo

    Con toda la aglomeracion que hay el numero de broncas tampoco me parece tan elevado.Nosotros este mismo año tuvimos un pequeño roce con unos gualtrapillas de 20 añicos que iban con unas mocetas,pasadetes de algo y con ganas de hacerse unos hombres.Dos palabras bien dichas les echaron para atras sin necesidad de nada mas.El tema es que yo con 20 años no iba tocando los huevs a gente de mas de treinta y ahora hay mucha falta de respeto de jovenes a mayores.
    Tambien es cierto que el ambientico de la mañana no es tan atractivo para la txabaleria,que no es muy dada al vermú ni a aguantar crios.Todo hay que entenderlo.

  • Castizo

    El problema viene en que la gente se lanza a meterse todo tipo de »sustancias» sin saber lo que hace.
    Hace un par de años me tocó llevarle a la suegra a Urgencias un domingo de Sanfermin y estuve allí esperando turno junto a un pollo que estaba acelerado a más no poder; cuando le preguntaron a ver que se había metido, dijo que no sabía exactamente, que un poco de esto y algo de lo otro… ¡joder, a mi por lo menos meterme mierda sin saber ni lo que es, me daría un poco más de respeto!

  • Sanferman

    Yo volvería al principio del artículo. Reunir en la procesión a 4 generaciones de la misma familia es increíble, precioso. En mi caso no ha podido ser. Ver a los agüelos llevando a los nietos a los gigantes no tiene precio. Es una de las escenas más emocionantes para mí. Sin embargo, ver a los agüelos llevando a los nietos a Conde Rodezno ya suena a que ha habido emplume por parte de los padres, que seguramente en ese momento han perdido ya la noción de que tienen hijos, y únicamente están centrados en las evoluciones del matarife de turno, tratando de evitar cuantas distracciones salen a su paso ya sea en forma líquida, sólida o gaseosa.

Los comentarios están cerrados.