Los pastores del encierro. 3


Los pastores del encierro existen desde siempre, ya que en la Edad Media, cuando todavía no había corredores en la calle, ellos eran los que conducían el ganado a pie, tanto por el campo como por las calles de Pamplona. Actualmente hay entre ocho y diez pastores en cada encierro, se van relevando cada 100 metros aproximadamente. Ahora van uniformados, para poderse distinguir del resto de la jauría humana y portan una vara para azuzar a la manada y también para castigar a algún pata descerebrado.

Cada uno tiene asignado un tramo del recorrido, y su misión principal es que la manada no se disgregue, evitar que los toros se vuelvan y mantener alejados a los corredores que van detrás de los toros, una vez que la manada les ha superado.

Esta actitud es algo que nunca he entendido. ¿Para que carajo correrán detras de los toros si ya no tienen posibilidades de correr? Esos zoquetes son los que luego ponen en aprietos a los pastores cuando un toro se vuelve, y no les queda sitio para maniobrar, porque es tal la cantidad de gente que sigue corriendo una vez que pasa la manada, que quedan completamente atrapados.

La única solución que se ve posible es más y más y mucha más información cada año, pero no solo aqui en Pamplona. Deberían mandarla a todas las oficinas de turismo del país, y si me apuras de los principales países que nos mandan visitantes.

Los pastores opinan que por lo menos el 95 por ciento de los corredores no tiene ni idea de correr el encierro. No hay mas que visionar encierros y te das cuenta que la inmensa mayoría corren como gacelas detras de los toros.

Los pastores del encierro son gente con experiencia con el ganado, expertos muchos de ellos en el recorte, sin embargo y curiosamente casi ninguno de ellos es profesional del mundo del toro. Tienen sus profesiones durante el año. Además de trabajar en el encierro, los pastores sanfermineros se encargan también de todo lo relacionado con los astados durante las fiestas –encierrillo, vaquillas emboladas, festival taurino matutino o fiesta campera, apartado de los toros, y sobreros durante la corrida. Una labor que muy exigente, porque dedican muchas horas durante las fiestas.

Creo que merecen mención  por su labor, importante y arriesgada, como vimos este año en un encierro, en el que un pastor fue embestido ante la imposibilidad de retirarse por la marabunta de gente que queda detrás de los toros taponando la posible salida de alguien con apuros.

¿Aprenderá la gente a retirarse cuando debe? ¿Para que tanto afán de tocar a los toros? ¿Se volverá a correr el encierro como antaño sin afán de protagonismo? He estado visionando encierros de los años 80, y he visto diferencias importantes en cuanto a la actitud de los corredores, pero eso ya otro día.


3 ideas sobre “Los pastores del encierro.

  • Javier

    Pues sí, los pastores merecen el homenaje y la valoración de todos los que queremos el encierro. Supongo que no van a faltar comentarios del tipo «sí pero pegan», «también buscan protagonismo»… Bueno, ya argumentaremos cada uno lo nuestro, pero tú el homenaje ya lo has hecho. Muy bien. Saludos.

  • pamplonudo

    Creo que en Australia,distintas televisiones poco antes de San Fermin ponen pequeños anuncios en los que anuncian los riesgos del encierro y la manera de correrlo.Volvemos a lo de siempre ,¿como mejoramos el encierro?,¿como echamos a los patas?,¿cantamos el tercer cantico en euskera?.Los pastores,chapeau

Los comentarios están cerrados.