Los peligros de un barril de cerveza 6


Analicemos un barril de cerveza y algunos de sus peligros.

Por un lado está el contenido, la cerveza, una bebida que goza de la aceptación de la mayoría de la gente, que como toda bebida alcohólica, de no tomarse con moderación produce efectos nocivos en las personas. Tiene sus detractores, los chiquiteros de vino, los abstemios que siempre apuestan por las bebidas de cola, y los que mezclan las dos anteriores y optan por el kalimotxo.

Por otro lado está el continente, el barril, contundente, de aluminio. Me atrevería a decir que en este caso el continente es más peligroso que el contenido. Numerosos bares esta ciudad no disponen de lugares adecuados para concentrar la cantidad de barriles de cerveza que acumulan durante los sanfermines.

En cualquier garito al que entramos, nos podemos encontrar a numerosos gogos improvisados “bailando” sobre los barriles de cerveza alineados contra la pared demostrando sus dotes de equilibrio. Existe el lógico riesgo de caída de altura y el riesgo añadido de que el barril en cuestión vuelque y provoque daños sobre los pies de un tercero que justo ese día pueda llevar alpargatas.

En otras ocasiones, los encargados de los establecimientos optan por acumular los barriles (sobre todo los vacíos) en plena calle, apilados tras las carpas que han montado para las fiestas, sin protección alguna, expuestos al sol, y aunque parezca increíble ocasionándole a Mcgarrich txiki quemaduras de segundo grado en ambas palmas de sus manos.

Por suerte, todo ha quedado en un susto, la recuperación ha sido muy buena y no habrá secuelas. Espero que haya servido para que se tomen medidas y no vuelva a ocurrir, aunque me temo que el año que viene volveré a sacar la misma instantánea.


6 ideas sobre “Los peligros de un barril de cerveza

  • Toko-Toko

    Algún depravado aún estará pensando en que harías tomando el vermut con el txiki en un sitio de esos, en vez de decir y reconocer lo que verdaderamente esta mal. En fin, que me alegro mucho de que al final solo se quedara en un susto, y ya verás como cuando sea mayor tu txiki se te convierte en gran amigo del contenido.

  • Unai

    Eso son zuritos!! Afortunadamente solo quedó en un susto pero si ya con pocos añicos hay que andar vigilando a McGarrich txiki con la cerveza, lo que te espera en plena adolescencia.

  • Toko-Toko

    A mi lo que si creo que me ha pasado alguna vez con el Kalimotxo es llegar a ver un montón de barriles donde solo había uno……

Los comentarios están cerrados.