Obras III Certamen Microrrelatos San Fermín


Título  Tradición generacional.   Autor  Moya Gómez, María   Dolores

«A San Fermín pedimos por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro dándonos su bendición… ¡Viva San Fermín! ¡Viva! Gora San Fermín! Gora!». El recorrido daba comienzo en los corralillos de la cuesta de Santo Domingo, y yo, tan orgulloso de pertenecer a la tercera generación de mi familia que hacía de pastor de la manada, me imaginaba el mágico momento en el que lo hiciera acompañado de mi hijo. Sin embargo creció sintiendo pánico por los toros, con lo que no existía ninguna posibilidad de que siguiera la tradición familiar. Ahora espero mi primer nieto, está a punto de llegar. Acaban de lanzar el Chupinazo, la plaza se convierte en una marea blanca y roja de gente que estalla de júbilo. Como cada año, mi alma se sobresalta. Entre la multitud rezo tanto a San Fermín como a San Saturnino pidiendo que mi nieto venga sano al mundo, y ya de paso, que dentro de unos años lo vea a él, flamantemente vestido de verde, detrás de los seis toros y los ocho cabestros, subiendo hacia la Plaza Consistorial con entusiasmo y satisfacción.

 

Título  Una boca elegida y olé   Autor  Fontoira Lombos,   Marinela

Me gusta tu boca, tus morrillos abultados dejan claro tu trapío. Te acorralo porque sé que sólo así acometerás. Adelanto mi muleta hacia tu hocico, te traigo de lejos, alargando el pase detrás de mi cadera y demostrándote mi valor. Te dejo pasar cerca de mis muslos y ataco por arriba, de frente. Por fin tu lengua valiente me penetra, y tú embistes galopando, con codicia, transmitiendo tu prontitud y tu fuerza. Tu sabor me traslada a un mundo de chicuelinas, y olvido el público de alrededor. No quiero que acabe. Tus embestidas hacen de los tuyos unos besos de pura casta. Tiemblo y con mi lengua recibes una estocada profunda. Peligro en la lidia. Espero y vuelvo a entrar. Ahora me templo e irrumpo en tu terreno. Los besos se extienden por mi cuerpo y con mi engaño los alargo, te domino y te llevo dónde quiero, hasta que llega la belleza plástica del beso reposado, ligado y largo, contigo girando alrededor. El aliento de tu amor me inunda, deja eco y pide más de lo mismo. Entonces, tu cornada certera alcanza mi corazón. 

Título  ¿Lo mejor?   Autor  Campión Ilundain,   Josetxo

Ayuntamiento, Maceros, Timbaleros, alegría. ¡¡Pamplonesas, pamploneses…!!! Lo mejor, los amigos. Unos potes. Cuatro pintxos. Así, sin anestesia ni nada? A casa. Una ducha. La ropa, a la lavadora. On egin!! ¡¡A las cuatro el seis de Julio, la ciudad gozando va…!! Calorazo, empujones. “Agua, agua…” Lo mejor, el Vals de Astrain, con los amigos. Una vuelta por lo viejo. La tómbola, algún perroflauta. ¡Coño Txomin! Lo mejor, los katxis con los amigos. En la Rotxa, huele a toro. Sonido de un cuerno, pastores, varas, pezuñas, el Arga. Bravos y castrados cruzando Curtidores. El encierro del silencio, con los amigos. Un bokata en el Oinez. A los fuegos y cuatro bailables. Noche de muchos nervios. ¡Maldito despertador! De casa al Ayuntamiento. Pamplonesa, madrugadores y trasnochadores. Primera diana, segunda, tercera. La cuarta la mejor , “la Gacela” con los amigos. Eh! Para Santo Domingo. Miedo, pasión, emoción, taquicardias, encierritis. Vamos a por el tercero. “A San Fermín pedimos…” ¡A disfrutar, chavales! Todo ha pasado. Todos bien? Todos amigos? Un caldico reconfortador en el Iruñazarra. Paseo hasta San Lorenzo. Campanadas, Gigantes, Kilikis, Cabezudos, Zaldikos. Ahí va el morenico. La Pamplonesa otra vez. Y doscientas cuatro horas más tarde. “Pobre de mí” Ah! Los amigos. Imprescindibles.