Obras III Certamen Microrrelatos San Fermín


Título  De puntillas   Autor  Durdic, Stasa

Todos sus amigos van a las playas de Galicia con el fin de esperar una gigante y repentina ola. Es un hecho, este surfista lo sabe, claro como un día soleado. Él también se encuentra en España ilusionándose con una ola grande. Pero en su caso, a diferencia de los demás, se trata de otra región y de una ola que acaba de ser anunciada con el sonido de la mecha previamente encendida. Y en seguida, como una marea, muchos pasos corrientes inundan la ciudad. Persiguiendo a la gente, los toros la conquistan sin una sola batalla, mientras que él, junto con otros observadores, los apoya alegremente. Con cada aullido entusiasta, está seguro, se levanta y se acerca al sol. No obstante, una cosa no tiene clara. ¿Cómo es posible que en ese lugar un surfista disfrute de la ola sin su tabla y se sienta como si estuviera en lo alto del cielo? Con los pies en el suelo, de puntillas. Poco después, los gritos animados de la muchedumbre se evaporan; la carrera se acabó. Llega el momento de regresar a casa. Él está aguardando únicamente a que la nube de polvo baje y el día se aclare en las calles de Pamplona.

Título  Lo más querido   Autor  navarro otano,   ignacio

Alargó la mano y desconectó la alarma; llevaba mucho rato despierto dando vueltas y no quería molestar a nadie. Salió despacio, encendió el televisor y devolvió mentalmente los buenos días al presentador de barbas. Qué raro era estar a ese lado, a esa hora…Con el volumen muy bajito buscaba caras conocidas, pero los suyos no se hacían notar, siempre de blanco, “como debe ser…” pensó. Respiró profundo al escuchar el primer cántico; él hubiera estado ya en su sitio, esperando. Instintivamente miró sus pies descalzos pero no había cordones que volver a atar. Oyó el segundo. El tercero. Sintió la explosión del cohete en su estómago y el recuerdo de la gente corriendo, empujando y él aguantando, estalló también en su mente…Miraba sin ver animales y corredores, esforzándose por intentar abarcar cada detalle importante de la pantalla. Llegó su tramo y apretó los dientes cuando la manada pasó por donde él solía empezar su carrera, sintiendo sus ojos humedecidos. El último toro entró. Apagó el televisor y volvió al cuarto. Se acercó a la cuna y escuchando una pequeña y rápida respiración sonrió feliz. Ahora sí que notó una lágrima en su mejilla. Él había escuchado su súplica y él había cumplido su promesa. 

Título  Mu Muuuuuu   Autor  Campo Mundiñano,   Mila

-Me han montado en un camión, voy de excursión, voy a las fiestas de “San Fermin”,me han contado que son muy bonitas- – Por fin llegamos esta gloriosa ciudad- -Pero que corralillos tan pequeños, con lo grande que soy- -Hay mucha gente y mucho ruido, la gente nos llama, nos grita, la verdad que este es un follón-. -Ya llega la noche y de repente el cielo se enciende de colores y vaya ruido, pero que bonitos, no había visto nunca un espectáculo igual-. -Parece calmarse un poco la ciudad voy a dormir- Suena un despertador, y vamos a otros corrales, seis toros y cabestros vamos formando el grupo donde en otros corrales pasaremos la noche. A las ocho se oye el cohete nos hacen salir con un gran susto cuesta de Santo Domingo, todos corriendo toros, mozos , con gran emoción y llegando a la plaza de toros sin novedad , gracias al capote de San Fermin.