¡Qué grande es el txikito! 2


Así como el amigo Estafetakoa nos comentaba este martes que no le pilló el puntillo este pasado fin de semana a los txikitos, yo tengo que decir justo lo contrario: ¡que cada vez me gustan más y me lo paso mejor!

No obstante, puede que la razón en ambos casos sea exactamente la misma; a saber: que nos estamos haciendo irremediablemente más y más viejos.

Aprovechando que el tiempo acompañó, allí estuvimos el sábado por la mañana recorriendo lo viejo y después de una parada (que me pareció eterna) en los hinchables con la txiki, nos dió tiempo para tomarnos un mojito en el patio que estrenó la Peña Anaitasuna y para darnos una vuelta y disfrutar con todas las fanfarres, txarangas, trikitilaris, gaiteros y txistularis que inundaron las calles.
¡Que rato más bonito ese del vermutillo! (y que inequívoca señal viejuna que cada vez me guste cada vez más la mañana de fiestas que la noche)

El domingo otro tanto y aunque la temperatura no fue tan buena, también hubo ocasión de disfrutar, seguir a los Gigantes (tanto los «titulares» de la Comparsa como los del Casco Viejo) y además hasta pudimos ver a los dantzaris de Duguna bailando su ezpatadantza en la Plaza del Ayuntamiento.

Qué si, que si… que cada vez éste San Fermin txikito se va haciendo más grande.


2 ideas sobre “¡Qué grande es el txikito!

Los comentarios están cerrados.