Somos decididamente »monárquicos» 9


Alguno ya estará poniendo el grito en el cielo al leer el título del post de hoy.
Tranquilos, que a estas alturas de la semana no quiero entrar en debates de corte político y contaros las bondades de monarquía o república.
No voy por ahí, sino que me refiero a la afición que tenemos a cantar en la Plaza de Pamplona, en pleno trajín taurino, la canción »El rey» del compositor y cantante mexicano José Alfredo Jiménez.

En este blog ya hemos hablado unas cuantas veces del tema, clasificando algunos la tonada como parte esencial de la corrida en la que se les pone la carne de gallina, mientras que otros afirman estar hasta las mismísimas narices de la misma y claman por la renovación del repertorio de la afamada coral de Tendido de sol.

Bueno, a mí es que igual me van las rancheras, corridos y demás, pero es que si no vocifero a voz en grito aquello de »no tengo trono ni reina…» con un vaso de sangría en la mano, es como si la tarde no estuviese completa.

Igual es que soy un punto aldeano, pero para aquellos que no se hacen a la idea, sirva este vídeo como muestra del ambientico que hay al entontar la susodicha.

Por cierto, para todos aquellos que se saben la letra a medias y solo aciertan a corear el estribillo, aquí tienen la pieza entera, ¡a ver si nos la aprendemos de una vez!

Yo se bien que estoy afuera
Pero el día que yo me muera
Se que tendrás que llorar
Llorar y llorar
Llorar y llorar
Dirás que no me quisistes
Pero vas a estar muy triste
Y así te vas a quedar
Con dinero y sin dinero
Hago siempre lo que yo quiero
Y mi palabra es la ley
No tengo trono ni reina
Ni nadie que me comprenda
Pero sigo siendo el rey
Una piedra en el camino
Me enseño que mi destino
Era rodar y rodar
Y después me dijo un arriero
Que no hay que llegar primero
Sino hay que saber llegar
Con dinero y sin dinero
Hago siempre lo que yo quiero
Y mi palabra es la ley
No tengo trono ni reina
Ni nadie que me comprenda
Pero sigo siendo el rey


9 ideas sobre “Somos decididamente »monárquicos»

  • NáN

    Nada tan apropiado como un corrido en la corrida. Y sí, puedes parecer aldeano, pero tampoco esa fiesta es la cumbre del siglo de las luces y el glamour, ¿no? Vamos que, visto el vídeo, los estilistas de Telecinco tienen trabajo ahí para dejaros presentables.

  • pamplonudo

    Y siguiendo ese nivel de glamour del que habla NáN, hay una versión que no me acuerdo muy bien de quien era en la que creo que colaboraba Gavilán.

  • Toko-Toko

    De estilistas de Telecinco nada, que nos ponen de silicona hasta en las orejas……., el tendido como es esta muy bien, no hay más que vivirlo de dentr para comprobarlo NáN, por que deduzco que ahí adentro no has estado, no????

  • NáN

    No señor o señora. Me definición de pamplonica es un amigo que se presenta en Madrid con botellas de vino y chistorra, que te corres una juerga con él, que te obliga a espabilar para poder pagar en los bares (a veces te ves obligado a decirle al camarero: buenos días, ¿qué se debe?) que siempre te dice que tienes que ir a los Sanfermines, pero nunca te lo recuerda en las fechas apropiadas. Yo haría lo mismo. Con la cercanía pensaría ¡qué coñazo, tener que hacer de cicerone!

  • Toko-Toko

    Pues creo que tienes mal concepto sobre ellos mismos, y a los hechos me remito.
    No obstante yo desde aquí te animo a que vengas y lo compruebes por ti mismo, verás que todo no es como te lo han contado, o como te lo has imaginado. Y tú amigo no es un Pamplonica, es un gorrón y un getas!!!!, que de esos hay en Pamplona y en Sebastopol.

  • Flanagan

    Nan, hacer de cicerone en San Fermín es un placer y un orgullo, porque hay tanto que enseñar que se desconoce (ojo, esto no es mérito de los sanfermines, sino de todas partes), que el peligro está más bien en que el visitante acabe hasta los güebos.
    Pero estoy de acuerdo en que según quién o quiénes vayan a ser los visitantes, mejor no coger el móvil desde finales de junio.

  • gaupaseitor

    Pamplo, había una versión que salía en la primera maketa de los legendarios Tijuana in blue, bastante mejor que la moñada esa que cantáis en los toros.
    Una piedra en el camino… la cogí y me la fumé en el chino…
    El día de la reunión de nuestra revisión salarial te la canto entera.

Los comentarios están cerrados.