Textos participantes en I Certamen de Microrrelatos Sanfermin (V)


–  7h52 – 8h03  –  , David Jareño

“Fin de la noche. ¿O comienzo del día?. No estoy seguro.  Me duele la cabeza. Nervios. Nervios y alcohol. Nervios, alcohol y emoción. No, nervios. Buf. Menos diez. Hace media hora eran menos cuarto…Nervios. Demasiada gente. Esperemos que no pase nada. De todas formas en Santo Domingo es mejor. Si. Hasta el Ayunta. Si, eso es. En mercaderes, hop, a la izquierda. ¡Acuérdate!, ¡ A la izquierda! Que manía la de los toros de tirar siempre para la derecha…y hoy son los Miuras…joder. En Unzu me aparto,  la izquierda. Mi estómago…venga, menos cinco. Esto se mueve. Joder, mira ese guiri, no me gustaría estar en su lugar. Frío. Camiseta empapada. Calor.

¡Ahí está el cohete! Venga, allá vamos. No veo nada. ¡Ay! ¡Mi pie! ¡Mi pecho! ¡Mi alma! Joder avanza.

¡Ahí están! ¡Son enormes!. Demasiada gente. El Ayunta. ¡MIERDA! ¡AH! ¡Las manos a la cabeza! ¡A LA CABEZA! ¡No te muevas! ¡Aaa!..El brazo…Ese Olor. Sangre, sudor y bestia. Trueno. Silencio.

Venga, arriba. Joder, como duele…venga un caldico para celebrarlo. ¿o un chocolate con churros? No, Un caldico.”

–  El rojo corre por nuestras venas  –  , Cristina Sarrasqueta

San Fermín, 6julio,12 A.M.! ¡Llevábamos 365 días esperando este momento y por fin llegó! nos hierve la sangre, la excitación es máxima y ¡PUM! el txupinazo resonó 9días sin ley , sin normas ,solo juerga, diversión, buen rollo…

 Eso es Pamplona, quitar los agobios , las formalidades del resto del año.

 Ese acabarse el mundo, los nervios anteriores a estos días desaparecen y todos somos grandes amigos, nos bebemos unas cañitas, paseamos por Jarauta con las peñas, vamos a la salida de los toros y todo son sonrisas y humor a tu alrededor.

 Amigo todos de todos, del forastero, del vecino del 5ª con el que llevas todo el año en juicios y de todo aquel que se quier unir a la fiestas. Dicen que si en la vida de verdad quieres disfrutar y divertir a San Fermín has de llegar.

 Y en sus calles el rojo es el color junto con el blanco , no solo por el pañuelico y la faja sino también por su Osauna, que como salud quiere decir que asi nos la guarde en estos dias

–  Hasta el fin del mundo  –  , Manuel Moya

Al llegar a la curva, todos los demás se lanzaron ciegamente hacia adelante, pero yo me volví. No sé por qué lo hice. Desde entonces todos procuraron volverme a la carrera. Embestí a unos y a otros y me sentí envuelto por el pánico. Había logrado remontar casi hasta la salida, cuando la vi.

Algo me dijo que era ella. Me molestó que también ella llevase un cencerro, pero qué podía hacer, si no seguirla hasta el fin del mundo.

–  La piel se hace vino  –  , Andrea Díaz

 El primer cohete es la advertencia, es como un clarín de guerra que da inicia el encierro, la uva por su parte llega a la molienda y se rompe el grano estallando la magia, en ambos, la adrenalina del hombre invade el cuerpo y tensa los músculos de la espera.

El segundo cohete avisa a los guerreros que ya nadie queda en Santo Domingo, se libera en su totalidad las masas, se sale el mosto y se inicia la fermentación.

 El tercer cohete contempla a los toros en la puerta de llegada, la plaza embrujada que de embriaguez espera y en el contenedor de madera se almacena el tesoro divino de los dioses.

 El cuarto cohete es el toque final, la plaza estalla de hombres y bestias, el furor invade, el sabor en  los labios tiene la maceración perfecta y el movimiento exacto es la calidad, todo implica la continuidad de la existencia.

 La piel del hombre se hace vino y san Fermín por unos días se hace vida.