XI Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín


UBICUIDAD

Ander Balzategi Juldain

En el “ensayo sobre la perseverancia de las fiestas populares en el exilio” del antropólogo Fernando Goñi, encontré un largo capítulo dedicado a las fiestas de San Fermín. Sea por nostalgia, por honrar al patrón o por el talante festivo, los expatriados se esforzaban en reproducir la fiesta allá donde arraigaban. Un tal Carlos Biurrun enseñó a su banda de música en Manila a tocar el Vals de Astráin, que se interpretó ininterrumpidamente el 7 de julio durante veinte años. Nestor Zubiria, un hacendado afincado en Monterrey, reproducía el encierro con sus reses durante los ocho días festivos. Los ejemplos afloraban interminables y el continente americano era especialmente pródigo en ellos, allí se extendían como si se tratase de un virus. Sin embargo, observé sorprendido que el continente africano no contenía ninguno de estos ejemplos de sincronismo festivo y me produjo cierta perplejidad, más tarde incomodo. Ese día decidí emigrar.
Y aquí estoy un año más tarde, viendo la tele en Kinshasa. Esperando con mi cuadrilla de congoleños a que den el chupinazo para solucionar esta anomalía antropológica.
 

PAMPLONA, 7TH OF JULY 1953

Teresa Simon Cabodevilla

I am back. 22 years is a long time. I am not the same. No one is the same after 22 years.
Last time I came here I was 32. Now I am 54. Tired and weary. Very tired.
Will they recognise me, I wonder?

Now I am back in Pamplona. I am sure this town is not the same. After a civil war no one is the same.
I still remember every corner of this small and crazy town. I am eager to walk again on Estafeta street, eager to watch the bulls running. Eager to go to Café Iruña and see my friends. My first time here was in 1923. I was 24, young and full of passion.
Will they recognise me, I wonder?

I still remember the smell of the ajoarriero, the deathly smell of the arena in the bull ring. Again I am crossing the Plaza del Castillo. My heart is racing. 22 years is a long time. I am not the same.
Will they recognise me, I wonder? Do I even recognise myself? I am not the same but is this me now? Or am I as I once was?

-Señor Hemingway, welcome back!
 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.