XI Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín


ESTOCADA FULMINANTE

Luis Felipe Ortiz Reyes

El alcalde se presentó en mi finca acompañado del prefecto. Las ferias de San Fermín se aproximaban y deseaban dar una corrida en una plaza portátil que ya tenía un tiempo detenida en el pueblo.
Les explique que por el tamaño de la plaza no podríamos lidiar una corrida, tal vez sería mejor pensar en un festival, además saldrían más baratos los novillos y los toreros.
La carretera desde la finca a El Cañadón estaba en muy malas condiciones debido a los intervalos tan largos entre mantenimientos. Con esta carta debajo del brazo, iniciamos las negociaciones. El puje final consistió en venderle cuatro novillos de unos 250 kilos de peso, a un precio ridículamente bajo, con la condición de que le pasara la máquina a la carretera, lo cual cumplió.
El festival se dio a plaza llena, los novillos salieron muy buenos y la gente muy contenta. De pronto en la barrera se levantó una muchacha muy bonita, con fama de simpática y locata: “La Locha”. Se levantó la blusa y a tetas peladas le gritó al torero:
—Si matas bien, todo esto será tuyo.
¡Estocada fulminante!
 

SU PRIMERA VEZ EN PAMPLONA

Miryam Teresita Acosta Martínez

Este año tiene la suerte de vacacionar en España en la primavera de junio, un sueño hecho realidad, visitar la tierra de sus abuelos navarros. Hacía muchos años que tenía pendiente conocer los Sanfermines y al fin llega el momento de vivir esa experiencia única que sólo puede darse en Pamplona.
Con un grupo de amigos, junto a su hijo, descubrirá la magia del encierro desde un balcón alquilado. Está ansioso, no ve la hora de formar parte de la algarabía que tantas veces siguió por televisión y que en esta oportunidad podrá palpar.
Prepara su maleta, lleva su mejor traje, una camisa blanca recién planchada, calzado cómodo, pañuelo, faja y calcetines rojos. Sin olvidar una estampita de San Fermín, patrón al que desde hace varios meses pide su bendición. Tal vez uno de esos días se decide y echa a correr delante de los toros, se persigna y pide al santo que le dé fuerzas para lograrlo, no en balde se entrenó durante los últimos dos años, ahora le queda animarse y no dejar pasar la oportunidad de ser uno de los protagonistas de la fiesta y el ídolo de su vástago.
 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.