Glamour en Sanfermines 4


Antaño y atraidos por la novela de Hemingway «The Sun Also Rises» y posterior película del mismo título, «Fiesta» en España, se acercaban a compartir los Sanfermines con nosotros famosos del star system de Hollywood, tales como Orson Welles, de actualidad estos días por el aniversario de su famosa «Guerra de los mundos» y Ava Gardner (aunque esta parece ser que venía más por los huesos de Luis Miguel Dominguín, ya fallecido y padre de Miguel Bosé, y tras Mario Cabré). Ava lo tuvo fácil en dicha película ya que no tuvo que interpretar nada, simplemente mostrar su vida adaptada a la novela.

Tras estos famosos, nuestra fiestas decayeron en cuanto al glamour que podían aportar y ganaron en gentes venidas de todas partes del mundo con las más variopintas ideas acerca de las mismas y, por supuesto, sin tanto glamour como el que nos impregnaban estos personajes públicos.

Pero hete aquí que de forma más anónima y con visitas relámpago nos siguen visitando gente de este nivel. El último del que tengo constancia es Matthew Rhys. ¿Que quien este pollo?, pues un galés que, entre otras cosas, actualmente tiene en cartel (aquí todavía no, a final de año o primeros del que viene) la película «The edge of love» con Keira Knightley y Sienna Miller.

El actor en cuestión, según publicaba el pasado 27 de Octubre el periódico online WalesOnline, vino a Pamplona en coche vía Madrid ya que perdió la conexión con el vuelo a Pamplona. Su intención, como no podía ser de otra manera, era la de correr el encierro y tuvo que ocultar sus intenciones a los productores de la serie «Brothers and Sisters», ya que habría volado su seguro. También tuvo que mentir a su madre, ya que si no lo hubiese encadenado a un radiador.

Cuenta que había leído a Hemingway y quería experimentarlo. Llegó a las 4:30am y como buen Galés se embauló un par de pintas de Guinness (mas menos un litro) y un par de cafés. Para las 7am ya estaba en el recorrido del encierro esperando el cohete. Una vez que estalló se puso a correr como un poseso y a saltar por encima de los caidos, llegando a sentir un momento de gran pánico cuando se dio cuenta que los toros estaban ahí, a sus espaldas.

Según nos relata, logró salir indemne pero no piensa hacer nada tan peligroso de nuevo. La carrera delante de los toros fue el momento en el que sintió el mayor subidón de adrenalina de su vida.

No tenemos más noticias de su estancia en los Sanfermines, pero al menos se dió una vuelta por aquí y experimentó con el evento más internacional y peligroso de nuestras fiestas.


4 ideas sobre “Glamour en Sanfermines

  • Flanagan

    Es curioso comprobar que fuera se tiene la percepción de que el encierro es como un acto deportivo de riesgo, con la suficiente entidad como para tener que comunicar al seguro que vas a correrlo. Es como que a los reds no les dejen practicar otros deportes para evitar lesiones.
    Y da gusto encontrar perlitas como ésta, escondidas en los océanos de la prensa mundial, que si no fuese porque alguien se toma la molestia, nunca nos enteraríamos. Gracias.

  • pamplonudo

    Creo que sigue viniendo mucha gente con cache,lo que pasa es que muchos vienen a pasarlo bien y de incognito,sin necesidad de que se les ve por ahi.

Los comentarios están cerrados.