Midnighters 4


Hace poco escribía sanferman sobre la sanferminidad, y explicaba que la faja roja 10º DAN era lo máximo que se podía conseguir. Lo que él no contó es que dentro de esa máxima distinción, existe un grupo aún superior. Personas a las que los años y la experiencia han llevado a otro nivel. Se mimetizan y camuflan entre nosotros. Viendo su apariencia nadie diría que son los elegidos. Ellos son, Los Midnighters sanfermineros.

El nombre lo toman del famoso personaje de cómic de Warren Ellis. Al personaje se le dieron habilidades para dominar la lucha cuerpo a cuerpo y las situaciones tácticas. Sus músculos fueron alterados para darle una fuerza sobrehumana y proporcionarle reacciones más rápidas que las del ojo humano. Los implantes de su cuerpo le permiten enfrentarse a las condiciones más extremas. Además se le preparó para que fuera inmune a dolores sobrehumanos, dándosele una brutal capacidad de curación y regeneración. Pero de todas sus facultades destaca la capacidad para calcular las múltiples opciones de batalla. Sus implantes incluyen una computadora capaz de analizar cualquier situación de peligro y prever el movimiento de sus enemigos adelantándose a ellos y contrarrestándolos. Todas estas habilidades las tienen los Midnighters sanfermineros, pero en vez de aplicarlas a la batalla, las aplican en los tendidos de la Plaza de Toros de Pamplona.

Imagino que todos estaréis pensando ahora en qué amigo o conocido podría ser un midnighter sanferminero. Os daré alguna pauta que os podrá ayudar a identificarles.

Dada su capacidad para el cuerpo a cuerpo soltará disimulados codazos a todo aquel que ose cruzar aunque sea un milímetro la raya divisoria de su localidad o atacará ferozmente a los que quieran aprovechar que la solanera está alborotada para ubicarse donde no deben. Ya os he comentado que su capacidad muscular ha sido alterada, así que si veis entrar a un tío con tres cubos de sangría, la cazuela de magras, cuatro barras de pan, seis almohadillas en la boca y sujetando los palos de la peña, ya sabéis, midnighter sanferminero. El hecho de estar preparados para aguantar situaciones extremas hace que no sea extraño verlos adornando la indumentaria habitual con una bata, una toalla, una bata de cirujano, gorro de waterpolista, gorro mexicano y medias de rugby. Otra manera de identificarlos es que no faltan a los toros ni un solo día. Son capaces de desactivar sus sensores del dolor y no sufrir frente a las migrañas resaqueras, las rayadas estomacales o los sudores fríos. Son inmunes al dolor. Esto le permite comer y beber brebajes y mejunjes que al común de los mortales provocarían la peor de las pirrileras. Por cierto, ¿cuantas veces habéis visto a una “persona” resbalarse bajando las escaleras del tendido y tras tremenda hostia, levantarse entre risas? Efectivamente amigos, midnighter sanfermiero. Otro aspecto que los identifica es que salen de la Plaza igual de blancos que el entrar. Esto es debido a que su computadora les permite ver venir el peligro y anticiparse a él. ¿O pensáis que es casualidad que justo cuando se agacha cae un melocotón en el jerolo del que está delante? ¿O que a los 10 segundos de irse le canten el cumpleaños feliz al que tiene sentado junto a él? ¿O pensáis que es casualidad que justo cuando cae un cubo lleno de sangría en su localidad él ha cambiado su sitio con un amigo para poder hablar con una moceta? ¿Casualidad? No amigos, midnighter sanferminero.

Hay una cosa importante que debéis saber. Los midnighters sanfermineros pueden ver neutralizados sus poderes, aunque no seré yo el que os diga cómo.


4 ideas sobre “Midnighters

Los comentarios están cerrados.